29 de noviembre de 2016   

Restringen la  publicidad de bebidas alcohólicas en la vía pública

El pasado jueves se aprobó en la Legislatura porteña la ley que le da un marco regulatoria la publicidad de bebidas alcohólicas en la Ciudad de Buenos Aires. Habrá elevas multas para quienes incvumplan la norma.

La Legislatura de la Ciudad conviertió en Ley el proyecto del Diputado Roy Cortina del Partido Socialista, que regula "la publicidad y promoción de la venta de bebidas alcohólicas en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires, a efectos de prevenir y asistir a la población ante las consecuencias negativas de su consumo en exceso". La iniciativa obtuvo 42 votos a favor y 5 abstenciones.

La Ley establece la prohibición de "toda publicidad de bebidas alcohólicas a través de anuncios en la vía pública ubicados dentro de un radio menor de 200 metros alrededor de establecimientos educativos y deportivos", y en el "interior de estadios y otros ámbitos en los que se realicen actividades deportivas y culturales en forma masiva".

Quedan exceptuados de la ley, los avisos que "se limiten a enunciar la marca y/o logo del producto y que incluyan -ocupando como mínimo en un 75% del espacio publicitario- algunas leyendas con mensajes sanitarios:"

  • El consumo excesivo de alcohol es perjudicial para la salud.

  • No bebas alcohol durante el embarazo.

  • Si vas a conducir no tomes alcohol.

  • El alcohol al volante mata.

  • El consumo excesivo de alcohol causa cirrosis hepática.

  • El consumo excesivo de alcohol causa enfermedades cardiovasculares.

  • Tomar alcohol en exceso te acorta la vida.

  • El consumo excesivo de alcohol predispone las relaciones sexuales no protegidas.

  •  El consumo excesivo de alcohol favorece la violencia y la violencia de género.

Dicho mensaje deberá estar impreso de forma legible, dentro de un rectángulo de fondo blanco con letras negras y que debe ocupar al menos un 20% de la superficie total del anuncio.

Además, la norma dispone que "los medios de comunicación oficiales de la Ciudad de Buenos Aires deben abstenerse de trasmitir publicidad de bebidas alcohólicas".

El incumplimiento de la normativa será penado con la multas que van de  15.000 a 100.000 unidades fijas a un valor actual por U.F. de $9,65, o sea que 144.750 a 965.000 pesos

500 a 12.000 pesos, la inhabilitación para realizar actividades publicitarias y, en su caso, la clausura de los locales donde se verifique la infracción.

 

En el recinto, el debate se inició con la palabra de la a diputada Victoria Roldán Méndez del bloque Cambiemos, quién sostuvo que "este proyecto busca debatir sobre la publicidad y promociones de bebidas alcohólicas, por que como todos sabemos la publicidad genera patrones de conductas" y advirtió que "cualquier niño, joven o adulto puede ver esas publicidades y verse influenciados a consumirlas".

Además indicó que "la publicidades de alcohol están relacionadas al éxito, y a que se puede conquistar a una persona mucho más fácil, entre otras cosas" y que por eso se estableció que "los medios de comunicación de la Ciudad de Buenos Aires no transmita publicidades alcohólicas".

"Esta ley vino en un marco de la mesa de adicciones, en donde se propusieron una serie de medidas e hicieron especial énfasis en retrasar el inicio de consumo de alcohol, que en la actualidad comienza a partir de los 13 años aproximadamente" finalizó la Diputada.

Graciela Ocaña de Confianza Pública expresó "Valoramos y celebramos esto, porque la lucha contra las adicciones y del narcotráfico la tenemos que dar entre todos, no es cuestión solamente de un gobierno o un partido político", e insistió con que "tenemos que terminar con esta idea de que si no hay alcohol no nos vamos a divertir, es nocivo que nuestros pibes piensen esto". "Somos el segundo país de Latinoamérica que más consume bebidas alcohólicas" reveló.

En tanto el Diputado Marcelo Ramal del Frente de Izquierda y de los Trabajadores manifestó "el consumo excesivo de alcohol en los jóvenes, y la adicción en general, es una de las lacras que han estado presente siempre en nuestra sociedad" y blanqueó que "al negocio del alcohol se le suma el negocio del esponsoreo que dan a diversas actividades estas empresas", para terminar destacó que esta Ley "ayuda a restringir el ingreso del alcohol en la población".

Por último, el autor del proyecto, Roy Cortina, expresó "me parece positivo que el camino de esta ley este en el terreno de lo virtuoso, si bien no es una ley perfecta, pero marca un buen camino" y revindicó que "es un encuentro entre varias voluntades y situaciones que coincidieron para tratar una ley que afecta los intereses de algunos".

Además, Cortina hizo referencia al "interés del jefe de gobierno de que se trate una ley de estas características", ya que "las empresas no están felices con esta ley ni con sus tiempos de sanción, pero finalmente es una decisión de este cuerpo de diputados en avanzar contra este problema".

"Será recordada como una ley sencilla pero pionera en hacer retroceder los estragos que produce el consumo exacerbado del consumo de alcohol", concluyó.