17 de julio de 2015   

Visitas guiadas a edificaciones del Casco Histórico en vacaciones de invierno

La Dirección General de Casco Histórico ha planificado una serie de actividades para la temporada de vacaciones invernales, ponemos algunas de ellas en conocimiento de nuestros Lectores.

Casa de Isaac Fernández Blanco
Hipólito Yrigoyen 1420

Este edificio funcionó originalmente como residencia familiar de Don Isaac Fernández Blanco. Exponente de su generación, dedicó su fortuna a coleccionar obras de arte e instrumentos musicales y a subvencionar a artistas y prefirió asentarse cerca de la efervescente actividad política y cultural de la Avenida de Mayo, símbolo de la época y de la transformación de la Ciudad. Entre 1880 y 1901 realiza sucesivas remodelaciones que van transformando la casa que originalmente tenía reminiscencias italianas hasta transformarla, sobre todo en sus interiores, en una elegante y refinada casa con estética francesa, y para ello convocó al arquitecto Alejandro Christophersen, en su época uno de los mejores referentes de la arquitectura académica de nuestro país.

La variada y rica colección fue transformando la residencia en el primer museo privado de Argentina que, en 1922, Fernández Blanco donó a la Ciudad para disfrute de toda la comunidad. Tras décadas de deterioro, a partir del año 2002, comenzaron las obras de puesta en valor e incorporación de la infraestructura para convertir la casa en un museo del siglo XXI. Hoy pueden verse sectores de la casa recuperados y otros siguen a la espera de iniciar obras de infraestructura edilicia necesarios para su funcionamiento. La visita permitirá recorrer diferentes áreas que muestran lo que fue esta hermosa casa y las salas de muñecas antiguas, la colección de las hermanas Castellano Fotheringham, donadas al museo en julio del 2012.

Martes 21 de Julio | 11:00 horas.

Iglesia Ortodoxa Rusa
Brasil 315

En enero de 1889 fue celebrada la primera misa ortodoxa en nuestra Ciudad. El lugar eran dos salones alquilados en una modesta casa de la calle Talcahuano. La presencia de numerosos fieles de esta congregación (fruto del intercambio portuario y del magnetismo que ejercían nuestras tierras en ese entonces) hacía imperioso lograr un espacio propio y adecuado.

En 1897 se emprende un llamado al pueblo ruso para lograr los fondos y el resultado de semejante esfuerzo fue todo un éxito: comenzaron a llegar aportes en efectivo y en especies (íconos, cruces, cálices, casullas, telas, etc.).

El Emperador Nicolás II, su madre y varios miembros de la familia imperial se sumaron con apoyo y donaciones particulares. En diciembre de 1898, día de San Nicolás y fiesta onomástica de Nicolás II, se colocó la piedra fundamental de la iglesia. Los planos, conforme al anteproyecto trazado por el famoso arquitecto del Santo Sínodo de Rusia, Preobrazshensky, y fueron confeccionados por el arquitecto Alejandro Cristophersen, quien además dirigió la obra. La inauguración de este templo, de estilo moscovita del siglo XVII y XVIII, tuvo lugar el 6 de octubre de 1901.

Localizado frente al Parque Lezama, se destaca exteriormente por sus cúpulas que recuerdan la llama de una vela y que son características de la arquitectura eclesiástica rusa surgida con la admisión del cristianismo en ese territorio. La visita permitirá acceder también al interior del edificio que no es menos imponente, y conocer uno de los pocos exponentes de esta religión que existen en territorio americano.

Jueves 23 de Julio | 10:00 horas.

Santa Casa de Ejercicios Espirituales
Avenida Independencia 1190

La historia de esta casa está trazada por una mujer quien, dirigida por su fuerte convicción y tenacidad, logró una obra que trasciende hasta nuestros días. Se trata de una santiagueña de nombre María Antonia de la Paz y Figueroa, conocida como “Mamá Antula”, descendiente del fundador de Santiago del Estero. Su gran admiración por la gesta evangelizadora de los jesuitas la llevó a incorporarse al grupo de mujeres de la Compañía de Jesús con el carácter de “beatas”.

El complejo que logró conformar como Casa de Ejercicios Espirituales refleja hasta nuestros días la sencillez del estilo colonial. Los imponentes muros de un metro y medio de espesor guardan el interior de la Casa y la envuelven en un ambiente de recogimiento, apropiado para la meditación.

La disposición interna de la Casa, como la concibió “Mamá Antula”, se desarrolla en torno a nueve patios rodeados de las celdas de los ejercitantes. Estos patios se encuentran al aire libre y en cada uno se aprecian elementos funcionales de ayer y decorativos de hoy, como los aljibes y faroles de la época. Jazmines, limoneros y centenarias magnolias completan el paisaje en perfecta armonía con lo edificado.

El gobierno de la Casa estuvo desde el principio y hasta el presente a cargo de las religiosas que adhirieron a la iniciativa de la fundadora. A pesar de que el edificio fue modificado en el año 1899, todavía se puede apreciar su encanto colonial original: el patio del aljibe, el viejo reloj de sol, la Capilla, las galerías, las cruces de madera y el mobiliario antiguo se conservan tal y como eran.

Viernes 24 de Julio | 10:00 horas.