17 de octubre de 2017   

Ensayo de juicio por jurados en la sede de nuestra Comuna

Con la participación de vecinos, alumnos de universidades, una Jueza y la presencia del actor Martín Seefeld, se realizó el primer simulacro de juicio por jurados en las Comunas, nuestra Comuna fue la elegida para el evento.

La sede de la Comuna 13 fue escenario del primer simulacro de audiencias de juicio penal realizado por el Consejo de la Magistratura de la Ciudad, participaron 12 vecinos que hicieron el papel de jurados y tuvieron que decidir la culpabilidad o no de un imputado  que se lo acusa de romper a piedrazos los vidrios del auto de una vecina. El papel del acusado fue hecho por el actor Martín Seefeld

 "En esta oportunidad se inscribieron más de 300 personas para ser jurado lo cual marca el reclamo social para participar de la justicia", expresó la presidente de la Comisión de Fortalecimiento y Planificación Estratégica, consejera Silvia Bianco, impulsora de la iniciativa a través de la Unidad de Implementación de Juicio por Jurados.

Además indicó que "este tipo de actividades son un termómetro de lo que la ciudadanía está reclamando: participar en la toma de decisiones judiciales" y aseguró que "la participación en un jurado es un importante paso en la construcción ciudadana". "Cuando la sociedad forma parte en la toma de decisiones se contribuye a la integración", concluyó.

El objetivo de realizar estas simulaciones en las comunas es resaltar la importancia de la participación de los vecinos en la justicia. El instituto de juicio por jurados se encuentra previsto tanto en la Constitución de la Nación como de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Ejerció de Juez Susana Parada, jueza en lo Penal, Contravencional y de Faltas, quién tuvo exclusivamente una labor técnica, donde impartió las instrucciones iniciales y finales donde les explica el desarrollo del juicio, cómo se valora la prueba, qué es prueba y qué no lo es, y el derecho que deben aplicar.

Tanto la parte acusadora y como la defensa estuvo representada por alumnos de las universidades de Belgrano y Torcuato Di Tella. El jurado estuvo compuesto de vecinos, gente común, de diferente edad y sexo, y es el que toma la decisión de culpabilidad o no culpabilidad.

El juicio se desarrollo primero con los alegatos de ambas partes (fiscal y abogado defensaor), en este caso, el imputado decidió hacer uso de su defensa ante el jurado y luego los 12 vecinos que integran el jurado se retiraron para deliberar su veredicto. A su regreso, uno de ellos comunicó la decisión. No encontraron culpabilidad del acusado.