7 de octubre de 2015   

El Pro no acompañó el proyecto de urbanización de la Villa 31 y 31bis

En una reunión de la Comisión de Vivienda realizada el lunes pasado en la Legislatura porteña, el bloque oficialista no apoyó la firma de la iniciativa para la urbanización de la Villa 31 y 31 bis de Retiro.

El Lunes pasado se reunió la Comisión de Vivienda de la Legislatura porteña con el objetivo de avanzar en la firma de una iniciativa propuesta por la Mesa de Radicación Definitiva y Urbanización de las Villas 31 y 31 bis, compuesta por vecinos y organizaciones sociales del barrio. El bloque del Pro no acompaño el proyecto.

Los vecinos reclamaron por el tratamiento de la iniciativa y Rocío Sanchez Andía, legisladora con mandato cumplido y ex presidenta de la Comisión de Vivienda, sostuvo que "se trabajó 14 meses" en el proyecto y cuenta con "un amplio consenso". Además, cuestionó: “¿Por qué no se sanciona si no fue técnicamente refutado?”.

La ex diputada de la Coalición Cívica señaló además que de obtener el dictamen, aún el expediente debe pasar por las comisiones de Planeamiento Urbano y Presupuesto.

La excusa del Pro según Cecilia de la Torre, vicepresidenta primera de la comisión, es que "hay conversaciones con el Gobierno nacional y tenemos esperanzas que pueda haber un plan conjunto" y consideró que "no es el momento para acompañar" y que, según ella, el proyecto no es el adecuado.

La legisladora del Frente para la Victoria Paula Penacca seguró que "ya se ha discutido muchísimo y si bien hay algunos aspectos que se plantean como obstáculos, este proyecto impulsaría un camino" y enfatizó que la iniciativa es "concreta y puntual" y establece "cuál sería el proceso del traspaso de las tierras".

El presidente de la Comisión de Vivienda Javier Gentilini perteneciente al bloque del Frente Renovador se mostro esperanzado de que se puedan completar con éxito las negociaciones entre el Gobierno nacional y el de la Ciudad en relación a la transferencia de las tierras que impiden el avance la ley 3343, sancionada en 2009, que propiciaba la urbanización de los barrios de Retiro.

El diputado expresó que "la urbanización no sólo es un problema de condición habitacional" sino que también implica el "peligro de vida" y que su falta "impacta en la accesibilidad y en cómo está diagramado el barrio para que el Estado pueda hacerse presente", en relación al ingreso de ambulancias y camiones de bomberos. También explicó que este tipo de asentamientos son necesarias para organizaciones criminales y narcotraficantes para desarrollar su actividad y convierten a los vecinos en víctimas y rehenes.

En representación de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad, María América González se mostro en total desacuerdo con el bloque oficialista y señaló que "desde la Defensoría no vemos con agrado la paralización de un trámite como este. Son muchos años postergados".

En la reunión obtuvo dictamen un pedido de informes referido al cumplimiento de la ley del acceso a la vivienda para personas con situación habitacional crítica, y un proyecto de ley para que se instaure el día del inquilino el primer lunes de cada mes de octubre. Al respecto, este lunes habrá un “Festival de Inquilinos” en la puerta de la Legislatura porteña, para exigir la creación de una Defensoría del Inquilino y reclamar sobre los abusos de las inmobiliarias.