24  de marzo de 2015   

Ciclo de Folklore: Sonido interior en la Usina del Arte

Un encuentro festivo por mes para redescubrir la música folklórica. Conciertos, peñas y gastronomía regional con figuras emergentes de la variada y exquisita escena actual de diferentes regiones del país.

Entrada gratuita, por orden de llegada

PROGRAMA 3 DE ABRIL

20 horas Sala Sinfónica: Lucas Monzón (Chaco) y Mono Villafañe (Tucumán)

+ Peña en Salón Mayor con José Simón, DJ Palo Pereyra y clase de baile.

Lucas Monzón

Es uno de los mejores acordeonistas de la nueva generación, instalado en el universo de intérpretes y compositores como el Chango Spasiuk y Raúl Barboza. Nació en Charata y fue criado en Hermoso Campo, pueblo que se encuentra en el sudoeste chaqueño. Aprendió a tocar el acordeón a los 4 años y fue desarrollando el estudio del instrumento con la ayuda de su padre Alfredo Monzón (guitarrista y cantante) y de su primer maestro Rubén Silva. En 2005 se mudó a Resistencia donde empezó su trabajo como sesionista y compartiendo escenarios con artistas como Hermeto Pascoal, Rudi y Nini Flores, Liliana Herrero y Carlos “Negro” Aguirre.

Actualmente se encuentra presentando las composiciones propias de su disco Noctámbulo (Años Luz Discos), elegido mejor álbum 2013 por el diario La Nación, donde se reveló como un intérprete notable y fino compositor de la música litoraleña. Junto al trío, conformado por Mariano Parrilla en bajo eléctrico y contrabajo y Aníbal Miño en guitarra, llevan el chamamé a un sonido universal que se emparenta con el jazz y la música de cámara.

Mono Villafañe

Conocido como “La voz de la zamba”, Villafañe se dedicó a la difusión de un repertorio de autores tucumanos y joyas de Atahualpa Yupanqui como “La añera” y “Zamba del grillo”. Nacido en Tafí Viejo hace 57 años, empezó a cantar en su niñez. Ganó el Pre-Festival del Limón en 1974 y dos años después integró el grupo Vocal Tafí, con el que obtuvo importantes premios y distinciones. Entre sus discos, se destacan “Copla y viento”, “Canto puro” y “Ecos de Yupanqui”. Del “Chivo” Valladares, el cantor que la zamba tucumana es para cantarla sin tiempo. “Es como los cerros nuestros, donde el viento choca, se eleva, hace una pausa arriba, cae de nuevo… Hay un silencio, vuelve… Eso es la zamba tucumana”

José Simón

Nació en septiembre de 1974 en Humahuaca, donde empezó a forjar su carrera artística. Reconocido en su región por un estilo sensible y criollo, en su primer disco solista “Bastonera de Humahuaca” mostró la música de su tierra a través de las canciones, los ritmos y los sonidos, y obtuvo la bendición de maestros como Jaime Torres. Con su segundo disco “Engualichao” recibió excelentes críticas de Clarín, La Nación, Página 12, Diario Popular. Hasta el día de hoy es uno de los discos más escuchados en su provincia. Su peña humahuaqueña durante el carnaval se transformó en un espacio para las nuevas generaciones de músicos y el rescate de la tradición de las celebraciones de antaño. En 2014 fue elegido por un jurado nacional como uno de los ganadores del concurso Jujuy Suena, que premia a los nuevos artistas jujeños con la grabación de un disco.

CONCIERTOS PASADOS

Tomás Lipán + Nando Díaz

Peña Jujeña: Conciertos, clases y bailes

Tomás Lipán

Es uno de los cantores más importantes a nivel nacional y un referente musical de Jujuy, que lo consagró como “el cantor de Purmamarca”. Alcanzó proyección nacional de la mano de Jaime Torres y gracias a su éxito como solista en el Festival de Cosquín, donde fue destacado en la categoría de artista Consagración.

Con varios discos editados, “Amor y albahaca” y “Canto Rojo”, fueron especialmente elogiados por la crítica especializada. El quebradeño ofrece un repertorio que profundiza en las raíces musicales de su tierra, abarcando bailecitos, zambas, huaynos, carnavalitos y copleadas.

Tomas Ríos su verdadero nombre, es originario de un caserío cercano a Purmamarca sobre la Cuesta de Lipán, de donde tomó su nombre, como herencia de esa tradición y ese origen pastoril que fue su escuela musical, aprendiendo del sonido del bandoneón carpero, de los anateros en el carnaval y de la devoción popular expresada en las bandas de sikuris. En esas festividades populares, Lipán abrazó ese sonido quebradeño y profundo que, en su voz, conmueve a las audiencias del mundo. Sus conciertos son una síntesis de esa cultura ancestral y reproducen la atmósfera que se vive en las fiestas populares donde se respira ese mismo aire de alegría genuina y bailable del carnaval de la quebrada de Humahuaca.

Nando Díaz

Este cantante y compositor nacido en la ciudad de Palpalá, es una de las voces más originales que emergieron en la nueva camada jujeña, donde la raíz folklórica se fusiona con ritmos populares de diferentes países y con diversos géneros. Recientemente fue el ganador del Concurso Jujuy Suena, con el que editará su segundo disco de canciones propias. También fue seleccionado dentro de las nuevas voces para compartir escenario con Liliana Herrero.

Su álbum debut, donde mostró ese toque nuevo dentro de la música jujeña, recibió elogios del diario La Nación: “Nando Díaz es un compositor jujeño que aporta una impronta novedosa, como lo hicieran en otra medida autores como Pachi Alderete y Bruno Arias. Voces autorales que marcan el advenimiento de un nuevo sonido jujeño, donde lo ancestral se tiñe del contraste con el paso por las urbes. Nando respira el aire de esa canción quebradeña contemporánea con guitarras de cuerdas de acero y un sonido apoyado en las células rítmicas del bailecito, la samba, el huayno o la chacarera, que escapan del sonido souvenir para turistas”.

Daniel Vedia

Es el bandoneón mayor de la Quebrada de Humahuaca. Tiene una larga trayectoria participando en agrupaciones jujeñas como Los Cacharpayeros, Las voces del Chalicán y referentes como Ricardo Vilca y Zamba Quipildor. Su estilo, plasmado en sus dos discos solistas “Alumbramiento” y “Manantial de pañuelos” (sello UKIA), retoma el estilo carpero y bailable de maestros como Máximo Gregorio Puma. Vedia rescata géneros como bailecitos, carnavalitos, zambas y taquiraris.