comuna13online.com.ar

24  de noviembre de 2014

Otorgan uso de predio a River por 20 años

La Legislatura porteña aprobó una ley que cede terrenos al club de Núñez para el desarrollo de actividades deportivas, sociales, culturales, y comunitarias. A cambio River Plate entregará una vez al año su estadio al GCABA para fines benéficos.

En segunda lectura fue aprobada una ley y recibió así sanción definitiva con el fin de otorgar al Club Atlético River Plate por el término de 20 años, con vigencia a partir del pasado 1º de julio, el permiso de uso exclusivo, precario y gratuito, de terrenos que vienen siendo usados por la entidad. Las fracciones de tierra en cuestión son las delimitadas por los siguientes polígonos: Límite norte del campo deportivo del Club River Plate, Av. Guillermo Udaondo, Av. Lugones y la calle Juan F. Sáenz Valiente; y tramo de la calle Juan F. Sáenz Valiente y sus aceras, comprendido entre la Av. Presidente Figueroa Alcorta y Av. Lugones.

La ley establece que los terrenos deben ser destinados por la entidad beneficiaria a las actividades deportivas, sociales, culturales, y comunitarias, ateniéndose a lo regulado en relación a su condición de asociación sin fines de lucro. Además, determina la obligación del club de entregar al Gobierno de la Ciudad dos ambulancias plenamente equipadas para transporte neonatal según especificaciones del SAME, que hará uso de las unidades. La entrega de los vehículos deberá realizarse, una dentro de los seis meses de sancionada la norma, y la segunda al cumplirse los cinco años del otorgamiento del permiso de uso exclusivo.

River también estará obligado a ceder, una vez al año, durante la totalidad de la vigencia del permiso, el uso de las instalaciones del Estadio de Fútbol “Antonio Vespucio Liberti” al Gobierno de la Ciudad con el fin de organizar eventos de carácter benéficos. Los fondos recaudados serán destinados a los planes sociales que el Gobierno de la Ciudad implementa y en caso que éste no utilice esas instalaciones, la entidad cederá dos veces por año el uso del Micro estadio Club Atlético River Plate.

Por otra parte deberá conceder espacios para actividades y eventos deportivos organizados por la Subsecretaría de Deportes del Gobierno de la Ciudad, conforme lo permitan las actividades y las instalaciones del Club. Y finalmente durante el período de marzo a noviembre de cada año, deberá otorgar el 10% de becas sobre el total de las vacantes de los seminarios que se dictan en el Instituto Universidad River Plate. Queda a cargo de la entidad beneficiaria el pago de tasas, impuestos y las tarifas de los servicios públicos que correspondan al usufructo de las áreas. Anualmente el Poder Ejecutivo porteño realizará visitas a fin de constatar y evaluar el cumplimiento de la normativa.

La cesión original del predio, a través de la Ordenanza 33.125, surgió ante la necesidad de compensar al club por las obligaciones a las que había sido sometido como sede central del Campeonato Mundial de Fútbol de 1978. Luego, el Decreto 2289 del Poder Ejecutivo ordenó la devolución de los predios, no obstante la Ley Nº 1373 sancionada por la Legislatura el 1º de julio de 2004 renovó la cesión hasta el 1º de julio último.

El diputado José Luis Acevedo (PRO) fue autor del proyecto y señaló que “los terrenos involucrados albergan una gran cantidad de instalaciones y actividades sociales y recreativas del club, como la Escuela de Natación para Discapacitados, escuelas de Natación y Water Polo para alumnos del Instituto y socios, campamentos y prácticas de fútbol. Y una parte fundamental es el edificio destinado al alojamiento de los jóvenes deportistas del interior del país cuyo ingreso obligado se hace por Sáenz Valiente. Estos terrenos han sido cedidos al club para su uso, en diferentes instancias desde antes de 1976 en una de sus partes”. El legislador también destacó que “River es mucho, mucho más que fútbol. Es un club con una intensa vida social, que brinda gran cantidad de actividades y disciplinas recrativas, deportivas y culturales, cumpliendo una importante función social, que no sólo llega a sus socios, sino que trasciende las fronteras del club”.

El expediente fue firmado en calidad de coautores por los diputados Agustín Forchieri, Federico Salvay, Juan Pablo Arenaza, Roberto Quattromano, Christian Bauab, Daniel Lipovetzky, Daniel Presti, Francisco Quintana, Diana Martínez Barrios (PRO), Claudia Neira, Gabriel Fuks, María Rosa Muiños (FpV), Inés Gorbea, Juan Nosiglia, Hernán Rossi (SUMA+), Aníbal Ibarra (FPP), Maximiliano Ferraro, Paula Oliveto Lago (CC-ARI) y Claudio Palmeyro (SP).

La ley fue sancionada con 52 votos positivos, 3 negativos de los diputados Pablo Bergel, Gustavo Vera (BC), Marcelo Ramal (FIT) y una abstención del diputado Alejandro Bodart (MST).