Se endurecen las medidas de fuerza en el subterráneo

Tras liberar los molinetes y posterior paro ayer en la línea D, los metrodelegados anunciaron otro paro para este miércoles en las líneas A y B de 0 a 12 hs.

La Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP) continua con las medidas de fuerza graduales adoptadas hace varias semanas en rechazo al aumento salarial del 15% acordado por la UTA, ahora encrudecido por las sanciones aplicadas por Metrovías a trabajadores que llevan adelante las medidas de fuerza.

Ayer, los metrodelegados realizaron una doble medida en la línea D, a partir de las 17:30 horas se liberaron los molinetes hasta las 20.30 y se le dio continuidad con un paro por completo la línea hasta la culminación del servicio.

Por el momento, el conflicto en lugar de acercarse a una solución, parece agravarse cada vez más, es que ante las sanciones aplicadas por la empresa concesionaria Metrovías  a 70 trabajadores que participaron de los reclamos, los metrodelegados anunciaron un paro total de las Líneas A y B desde las 0 horas hasta las 12 del mediodía.

Por otro lado, en una conferencia de prensa realizada ayer a última hora en la cabecera de la línea D “Congreso de Tucumán” insistieron con que Metrovías “proceda al inmediato retiro de los telegramas con sanciones a nuestros compañeros que realizaron acciones ya consideradas por la Justicia como una extensión legal de nuestro derecho de huelga”. El agravamiento de las medidas fue votada y aprobada en asambleas.

Las medidas son en rechazo al aumento paritario del 15,2% acordado por la Unión Tranviarios Automotor (UTA) con el Gobierno de la Ciudad y Metrovías.  Los metrodelegados reclaman por no haber participado de la reunión ni de la firma del convenio.

Cabe recordar que en marzo pasado la Corte Suprema de Justicia ratificó un fallo que le quita la personería gremial a los Metrodelegados, un gremio muy opositor al gobierno y los dejó una situación de inferioridad en su lucha por dejar de pertenecer a la Unión Tranviarios Automotor (UTA), un gremio muy cercano al gobierno.

Por tal motivo, los metrodelegados decidieron llevar a cabo una serie de medidas de fuerza con la incertidumbre que no se sabe cuando culminará el conflicto.