28 de agosto de 2017   

Adrián Camps se pronunció a favor de cambios en la ley de alquileres

El Diputado socialista, planteó que si bien lo aprobado “no contempla la totalidad de las reivindicaciones de los inquilinos, significa un importante alivio” y quedó abierto a la posibilidad de futuros cambios.

El diputado de la Ciudad, Adrián Camps, brindó las razones por el cual se expresó a favor de la nueva Ley de Alquileres "Si bien la ley aprobada no contempla la totalidad de las reivindicaciones de los inquilinos, significa un importante alivio para aquellos que deben dar inicio a un contrato de locación de una vivienda y que, hasta ahora, debían pagar el equivalente a 4 o 5 meses de alquiler al momento de firmar la documentación"

Camps, además recordó que fue el primero en presentar un proyecto sobre alquileres “para terminar con los abusos de las inmobiliarias y que el inquilino no pague por comisión un valor superior a un mes de alquiler”

“También organizaciones de inquilinos, la Defensoría del Pueblo y el CELS presentaron un proyecto donde se proponía que las comisiones las paguen los propietarios y que se facilite la obtención de garantías con respaldo bancario, particularmente para los empleados públicos. Finalmente, el oficialismo incorporó un proyecto que reunía aspectos de los ya presentados por otros bloques”, continuó en su explicación Camps, quien remarcó que su propuesta “quedó incorporada en el artículo primero de la ley sancionada y la de las ONGS respecto del pago de la comisión y gastos de documentación, por parte de los propietarios en el resto del articulado”

En lo que respecta a la nueva norma sancionada el legislador del Partido Socialista Auténtico explicó que “el proyecto de ley propone que la comisión máxima a cobrar por las inmobiliarias de los contratos de alquiler de vivienda sea de 4,15% del monto total y que su costo sea afrontado por el propietario en lugar del inquilino”

"En la Ciudad de Buenos Aires se estima que más de 900.000 personas viven en viviendas alquiladas. Los costos de los alquileres y de los servicios se han incrementado por encima de los salarios y muchos ciudadanos no logran reunir los montos requeridos para dar inicio a un contrato o renovar el vencido. Este problema los expulsa hacia la informalidad de los hoteles, los alquileres en las villas o la situación de calle", concluyó.