14 de julio de 2017   

Como prevenir intoxicaciones con monóxido de carbono

El monóxido de carbono es un gas inodoro e incoloro, causante de las intoxicaciones más frecuentes. Ante la llegada del invierno, es sumamente importante tomar ciertas precauciones para evitar inconvenientes.

El monóxido de carbono se encuentra en los gases que producen los hornos, los vehículos, los generadores portátiles, las cocinas, los faroles, las estufas de gas, y el carbón o la madera cuando se quema, es muy peligroso cuando se acumula en los espacios cerrados o semicerrados y las personas o animales que estén en estos espacios pueden sufrir una intoxicación por este gas.

Las intoxicaciones por monóxido de carbono son muy comunes y prevenibles. Con el simple hecho de cumplir con algunas pautas, protege su hogar y su familia. El primer consejo es instalar un detector de monóxido de carbono que funcione con pilas o bien use pilas de reserva en casos de corte de luz.

Consejos para prevenir intoxicaciones con monóxido de carbono:

  • Realizar anualmente un mantenimiento del sistema de calefacción a gas (aunque sean de tiro balanceado) por un gasista matriculado.

  • En caso de generarse una llama amarilla, naranja o roja en lugar de azul, apagar el artefacto y llamar a un gasista matriculado.

  • Usar únicamente artefactos que posean salida al exterior.

  • No usar el horno y/o hornalla de gas para calefaccionar la casa.

  • No usar generadores, parrillas de carbón/gas, ni otros aparatos que funcionen con gasolina o carbón dentro de la casa.

  • Para dormir apagar todas las estufas que no sean tiro balanceado.

  • Mantener siempre los ambientes ventilados.

  • Instalar un detector de monóxido de carbono que funcione con pilas o que tenga pilas. En caso de sonar la alarma, salir del lugar, llamar al 911 y buscar atención medica en caso de percibir alguno de los síntomas (mareos, aturdido o náuseas).