11 de octubre de 2016   

Buscan que los propietarios se hagan cargo de  las comisiones inmobiliarias

La Asociación Civil Inquilinos Agrupados presento en la Legislatura un proyecto para modificar el Ley del Colegio Único de Corredores Inmobiliarios  para que la comisión inmobiliaria por alquiler de vivienda y de locales la pague el dueño.

La Asociación Civil sin fines de lucro Inquilinos Agrupados presentó un proyecto en la Legislatura porteña para que la comisión inmobiliaria por alquiler de vivienda y de locales comerciales la pague el dueño y no el inquilino. Además, regula las comisiones para alquileres temporarios.

La iniciativa busca la modificación del artículo 57 de la Ley 2340 de Ley del Colegio Único de Corredores Inmobiliarios, de menera que "El monto máximo de los aranceles que percibirán las inmobiliarias, por locación de vivienda, será de 4,15% del total del contrato, aplicable al locador únicamente. En el caso de locaciones comerciales, la comisión inmobiliaria no podrá superar el 5% del total del contrato, aplicable al locador únicamente. En el caso de alquileres temporarios, se tomará en cuenta el mismo arancel que las locaciones comerciales".

Inquilinos Agrupados destaca el fallo de la justicia que declaró ilegal el cobro por comisiones inmobiliarias equivalente a dos meses de alquiler y lo redujo a uno acabando con el abuso y con una transferencia ilegal de mil millones de pesos anuales de los inquilinos al mercado inmobiliario.

Aunque las malas prácticas de las inmobiliarias no terminan ahí resaltan,  "El inquilino, durante sus dos años de contrato sigue tratando con la inmobiliaria, que actúa como valla o defensa contra cualquier reclamo legítimo, sea por el deterioro de la propiedad, sea por liquidaciones de expensas irregulares, sea por negativa a devolverle el depósito cuando termina el contrato".

Según la asociación que defiendo los derechos de los inquilinos, "no hay ninguna razón ni argumento para pensar que el inquilino es un cliente de la inmobiliaria, y como tal deba pagar una comisión para firmar un contrato de alquiler" aseguran, y denuncian que la comisión es un "peaje por la condición de inquilino y sobre todo para fijar reglas de competencia para acceder a un departamento: el que quiere alquilar, no solo paga el alquiler, sino que paga un peaje para tener derecho a pagar el alquiler".

"Es de sentido común que la persona que requiere los servicios del inmobiliario es el locador. La inmobiliaria trabaja para él, ayudándolo a fijar el precio más alto posible o como defensa contra cualquier reclamo que esté basado en el capítulo del Código Civil que fija las obligaciones del locador. El inquilino no debe pagar jamás ninguna comisión por un servicio que no recibe, como en Río Negro con la Ley 2051" sostiene.

Por todos estos motivos, Inquilinos Agrupados le solicita a la Legislatura porteña que trate positivamente este proyecto que aseguran, beneficiaría a un millón de vecinos y vecinas que alquilan más de 400.000 hogares en la Ciudad de Buenos Aires.