22 de junio de 2016   

Confirmaron el aumento en el subte, en julio pasara a costar $7,50

Así lo anunció el titular de Sbase Juan Pablo Piccardo al culminar la audiencia pública realizada ayer en el Centro Cultural San Martín luego de la suspensión sufrida el pasado jueves. la medida se hará efectiva de 20 a 30 días.

El Presidente de Subterráneos de Buenos Aires Juan Pablo Piccardo confirmó al culminar la audiencia pública desarrollada ayer en la Sala C del Centro Cultural San Martín, el aumento de más del 60% del pasaje de subte que en julio pasará a costar de 4,50 a 7,50 pesos, alcanzando un incremento del 582% desde que el servicio pasó al ámbito porteño en 2012, cuando el valor del viaje era de $1.10.

Según Piccardo, el ajuste en la tarifa corresponde principalmente "al incremento en costos de mantenimiento y depreciación de material rodante" y reveló que los nuevos precios comenzarán a regir "a partir de 20 días y un mes al finalizar la audiencia".

Así, el nuevo cuadro tarifario quedaría: aquellos pasajeros que realicen hasta 20 viajes por mes pagarán 7,50$; aquellos pasajeros frecuentes que viajen entre 21 y 30 veces pagarán 6$; de 31 a 40 viajes, 5,25$; y aquellos que superen los 41 viajes, el costo de la tarifa será de 4,50$. En tanto, el Premetro pasará a costar de 1,50$ a 2,50$. En cuanto a jubilados, escolares y personas con certificado de discapacidad continuarán viajando gratis; los estudiantes secundarios y terciarios paragrán una tarifa diferencial de 1,67 pesos, y de 3,63 pesos para maestros de escuelas primarias públicas.

Durante la reunión, representantes de trabajadores del subte, asociaciones de consumidores, delegados de estudiantes universitarios, de docentes, y legisladores de distintas fuerzas políticas expresaron un fuerte rechazo al incremento de la tarifa.

El Auditor General de la Ciudad Facundo del Gaiso  afirmó que la tarifa técnica se encuentra un 20,8% por encima de su valor real ya que se computaron elementos que no forman parte de los gastos operativos de la red. Según el funcionario la tarifa debería estar en torno a los 6,20 pesos.

Por su parte, el Defensor del Pueblo Alejandro Amor fue muy crítico con la actual gestión del subte "Antes que nada tengo que aclarar que soy crítico de la concesión de Metrovías, que comenzó con un modelo de reducción horaria de la prestación del servicio a cambio de inversiones. No es necesario hacer una evaluación técnica de alta precisión para darse cuenta que esas inversiones prometidas nunca se realizaron y sin embargo la prestación del subte sigue reducida”, explicó Amor y agregó: “Por esa razón la Defensoría del Pueblo porteña presentó un proyecto para pedir que el servicio retorne a la misma cantidad de horas que tenía antes de la concesión" sostuvo.

Luego, resaltó dos medidas que  exigió la Defensoría del Pueblo relacionadas con la tarifa del subte, "la creación de una tarifa integrada de transporte y la ampliación de la tarifa social de transporte".

Para finalizar, Amor indicó que llegan a la Defensoría una gran cantidad de reclamos por las condiciones de accesibilidad de las estaciones del subte, "Como Defensoría del Pueblo vamos a plantearle al titular de Sbase la necesidad de que realice un seguimiento y establezca un plan claro de inversiones para la accesibilidad en subterráneos. Vamos a controlar desde la Defensoría los compromisos asumidos" aseguró. 

El diputado por MST- Nueva Izquierda Alejandro Bodart expresó "La mayor corrupción de este país la provocaron las privatizaciones. Cuando el subte se privatizó daba ganancias; alguna vez van a tener que explicar por qué años después además de una tarifa carísima y un servicio malo, terminamos subsidiando a esta empresa y ocasionando una pérdida tremenda a la Ciudad de Buenos Aires" y criticó  la tarifa técnica ya que fue creada para "terminar justificando más aumento y más subsidios".

También manifestó su rechazó el legislador Maximiliano Ferraro, del bloque Coalición Civica - ARI y miembro de la Comisión de Tránsito y Transporte de la Legislatura porteñas, que señaló: "es muy importante que las tarifas estén reguladas dentro de una ley marco, que contemple estructuras de ingresos, costos, datos de pasajeros transportados, tarifa social y descuentos a aplicar, entre otros temas". y argumentó que "No se puede evaluar la suba de tarifas si no logramos debatir una nueva ley de subtes, que contemple un nuevo reglamento de operación, un cuadro tarifario justo para los sectores más desprotegidos y que garantice que el boleto que pagamos los usuarios se vea reflejado en un servicio de calidad y no termine en las cuentas de empresarios que ya han ganado mucho dinero aprovechándose de un Estado incapaz de cumplir con sus obligaciones básicas".

El ex candidato a Jefe de Gobierno Mariano Recalde brindó algunos detalles de un informe desarrollado por su equipo en el cual advierte que, de llevar el costo del pasaje a $7,50, el subte perdería alrededor de "42.000 pasajeros diarios" y reveló que con este aumento "el subte va a costar un 25% más que el colectivo en la Ciudad de Buenos Aires". "No sólo no hay una explicación de por qué se hace necesario aumentar el boleto, si no que no hay una línea clara que enmarque la política tarifaria en una estrategia de transporte integral" concluyó el ex titular de Aerolíneas Argentinas.