8 de diciembre de 2015   

Otra vez miles de chicos no obtuvieron vacante en los colegios porteños

La Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) denunció que miles de chicos en la ciudad no podrán asistir a las escuelas porque no lograron conseguir vacante para el ciclo lectivo 2016. La mayoría pertenecen a la zona sur de la Ciudad.

Como viene sucediendo año tras año, miles de chicos se quedan sin vacante en las escuelas porteñas. Estiman que se trata de unos 5.000 niños del nivel inicial y primario que todavía no tienen la certeza de dónde y cuándo comenzarán a estudiar y si es que podrán hacerlo en una escuela pública.

Desde la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) denunciaron:  "se perdió para siempre la capacidad de elegir que tenían las familias, porque ahora no son ellas las que eligen escuela para sus hijos, sino máquinas".

La gran mayoría de los chicos con problemas de vacantes son casos de zona sur de la Ciudad. A través de un comunicado, el gremio explicó que la falta de un mayor presupuesto educativo es el problema de fondo a la falta de vacantes, es necesario construir más escuelas y así poder garantizar a todos los chicos un lugar en las escuelas públicas de la ciudad.

El Secretario General de UTE Eduardo López expresó "Si no se construyen escuelas es muy difícil garantizar las vacantes y para que haya escuelas es necesario aumentar el presupuesto y no reducirlo como lo viene haciendo esta gestión en los últimos años".

"El pequeño aumento de 1,6 en el presupuesto que aprobó ayer la mayoría del PRO, que lo ubica en 22,1%, es insuficiente para revertir tantos años de desinversión educativa. La Ley no contempla la construcción de nuevas escuelas, única forma de garantizar vacantes para todos" señaló.

 Luego, el gremialista reflejó "La ciudad Autónoma de Buenos Aires, uno de los distritos más ricos, carece de vacantes para sus pequeños. Miles de niños no tuvieron su primer día de clases y aún no saben ni dónde ni cuándo comenzarán" y completó "Los padres que eligen escuelas privadas pueden decidir dónde mandar a sus hijos, pero eso no pasa con los padres que eligen escuelas públicas".