31 de agosto de 2017   

Cierran por dos años el Zoológico de la Ciudad

Desde este sábado el zoo porteño se cerrará al público para dar comienzo a las las obras que lo convertirán en un convertirlo en ecoparque, aunque seguirán con el traslado de animales  a santuarios y reservas

A partir del próximo sábado, el Zoológico de la Ciudad de Buenos Aires dejará de existir definitivamente después de más 141 años de antigüedad, cerrará sus puertas y reabrirá recién en dos años cuando este terminado el nuevo ecoparque.

Con respecto a los animales que habitan el predio actualmente, en los casos que se pueda, continuarán con su traslado  a santuarios y reservas para liberarlos del cautiverio. Actualmente el Zoo cuenta con alrededor de 1300 ejemplares habitando en el predio.

Los trabajos comienzan mañana e incluyen la demolición de edificios que no están protegidos patrimonialmente y la puesta en valor de los que sí lo están. "Escuchamos propuestas de distintas ONG, universidades y otras instituciones para que intervengan con concesiones en los edificios históricos, algunos de los cuales pueden ser de acceso gratuito y otros no", explicó Manuel Pascual, Jefe de Gabinete del ecoparque.   

Primero se trabajará sobre los dos extremos del predio, sobre la Av. del Libertador y frente a Plaza Italia, zonas que tienen la menos concentración de animales, allí se crearán más espacios verdes y se recuperarán los edificios históricos. Los animales que hay en ese sector deberán ser reubicados dentro del mismo zoo.

La segunda parte de la obra comenzará a mediados de 2018, y será la etapa de transformación, los especialistas esperan haber derivado a todos los animales próximos a los sectores intervenidos. "Cada pliego de obra tiene un anexo sobre bienestar animal" aseguró Rodrigo Fariña, Gerente de Conservación del ecoparque.

Las Obras

  • Puesta en valor de todos los edificios del Zoológico, preservndo su patrimonio arquitectónico.

  • Se crearán nuevos accesos al ecoparque en el sector de Plaza Italia.

  • Habrá 4,5 hectáreas parquizadas de acceso gratuito.

  • La recuperación del margen del lago Darwin.

  • Se colocarán elementos de interpretación como parte del paradigma educativo del futuro ecoparque.

  • Nueva infraestructura de servicios.

Si bien el Zoo permanecerá cerrado al público general mientras se ejecutan las obras, aseguraron que se permitirá visitas guiadas para organizaciones de la sociedad civil.

El nuevo ecoparque no contará con animales de manera permanente, generará un corredor de biodiversidad junto al Parque 3 de Febrero y el Jardín Botánico, en el que estarán representadas la flora y la fauna. Tendrá acceso libre al 70 por ciento del predio.