2 de enero de 2017   

7 heridos de gravedad durante los festejos de año nuevo

Los hospitales de la Ciudad atendieron a 66 personas con heridas provocadas por el uso de pirotecnia y descorche, entre ellas, hay 7 de gravedad de las cuales 3 son niños. Los números muestran una baja con respecto al año pasado.

Los festejos por la llegada del nuevo año dejó en la Ciudad un saldo de 67 personas con quemaduras provocadas por el uso de pirotecnia y heridas en los ojos causadas por descorches. Hubo 24 personas que fueron atendidas en el Instituto del Quemado, 21 en el Hospital de Ojos Santa Lucía y el Hospital Oftalmológico Dr. Pedro Lagleyze asistió a  22 personas.

La Directora del Instituto del Quemado, Miriam Miño informó que su centro atendió a 24 personas, de las cuales 16 fueron niños, el caso más grave es "un joven de 18 años que sufrió la amputación de una falange en una mano" señaló la Dra. y resaltó que disminuyo la cantidad de personas asistidas con respecto a la Navidad pasada. Además marcó que un herido fue atendido por mordeduras sufridas por un perro asustado por el ruido de la pirotecnia.

Por otra parte, el Hospital de Ojos Santa Lucía del barrio San Cristóbal atendió a 21 personas, de los cuales "cuatro debieron ser internados por heridas que comprometen el globo ocular". reveló la jefa de guardia Nancy Sichetti y aclaró que "tres niños fueron derivados para su internación en el hospital Garrahan y un hombre de 51 años quedó internado en ese centro de salud"

Por último, Sichetti informó que la cantidad de personas heridas en ese centro disminuyó "respecto del año pasado, cuando se registraron 33 casos, lo que hace un 30% menos que el 2012".

En cuanto al Hospital Oftalmológico Pedro Lagleyze, recibió 22 personas con heridas de pirotecnia y descorches durante los festejos, su  Jefe de Guardia, Marcelo Oliveri, informó que del total de los afectados, 17 son adultos y cinco niños, y especificó que "20 sufrieron heridas por pirotecnia y dos por corchazos", luego señaló  que "cinco casos son graves, dos de los cuales son casos quirúrgicos con pronóstico reservado, uno de ellos de 15 años y otro, de 18 años, con estallido del globo ocular"

En comparación con el año pasado, Oliveri  sostuvo que "aumentaron los heridos por pirotecnia y disminuyeron los heridos por corchazos".