9 de noviembre de 2015   

Angelito Labruna ya tiene su estatua en la entrada del Monumental

Ángel Amadeo Labruna  ya tiene su estatua en el Monumental. Se trata del monumento más grande del mundo dedicado a un futbolista, esta hecho de bronce, pesa 6,3 toneladas y mide 6,7 metros. Está inspirado en una mítica tapa de El Gráfico.

"Si tengo que elegir entre mi vida y River, elijo River, porque River es mi vida"
Ángel Amadeo Labruna

La inauguración se llevo a cabo el pasado viernes, tuvo a Rodolfo D'Onofrio como principal vocero y contó con la presencia de la Comisión Directiva del Club, familiares de Angelito y glorias de la historia riverplatense como Amadeo Carrizo, Norberto Alonso, Pinino Más y Claudio Gordillo.

La idea surgió luego del 30 aniversario del  fallecimiento del símbolo millonario  y llevó más de dos años y medio de elaboración, el nombre de Angelito ya iluminaba el vestuario local del fútbol profesional y la escuela de fútbol infantil, en al ámbito de la cuidad, tiene su reconocimiento en el famoso puente enfrente del Monumental.

A nivel futbolístico, el monumento de Labruna es el más grande del mundo. Es de bronce, pesa 6,3 toneladas, mide 6,7 metros. La imagen está inspirada en una mítica foto de la revista "El Gráfico" en la que el "Feo" está impactando la pelota con el taco derecho.

El esfuerzo del socio riverplatense Carlos Trillo, junto con el aporte de los hinchas donando llaves, fueron aportes imprescindibles para que el sueño se haya hecho realidad,  la elaboración de la estatua llevo dos años y tres meses y está inspirada en una famosa foto de la revista "El Gráfico". La reconocida artista pláqstica Mercedes Savell fue autora del monumento, quien expresó durante la inauguración "Como hincha de River estoy muy orgullosa de poder haber llevado a cabo este proyecto".

Ángel Amadeo Labruna
- 28 de septiembre de 1918 - 20 de Septiembre de 1983 -

Ángel Amadeo Labruna nació el 28 de septiembre de 1918, en Las Heras y Sánchez de Bustamante, cerquita de la vieja cancha de River de Alvear y Tagle. Fanático de River y de Bernabé Ferreyra. En 1939, aún juvenil, fue convocado a jugar en la Primera a raíz de una huelga de los profesionales del club por una sanción aplicada al crack de la institución, José Manuel Moreno, le tocó vestir la casaca número 10, justo la que usaba el “Charro”.

Labruna fue un goleador único, con 293 goles es el máximo artillero del fútbol argentino, junto al paraguayo Arsenio Erico y es el máximo goleador de la historia del superclásico con 16 conquistas. Conquistó nueve títulos del Campeonato argentino (1941, 1942, 1945, 1947, 1952, 1953, 1955, 1956 y 1957) y fue en dos ocasiones máximo goleador de la competición (en 1943 con 23 goles y en 1945 con 25). Fue participe en la leyenda del club de una delantera histórica, "La Maquina", junto con Juan Carlos Muñoz, José Manuel Moreno, Adolfo Pedernera, Labruna y Félix Loustau.

Puso fin a su trayectoria en River en 1959, había defendido sus colores en 515 partidos, marcando Todavía jugó durante dos campañas en el Rangers de Talca chileno, en el Rampla Juniors de Montevideo, y en Platense, para retirarse cuando ya había cumplido 43 años.

Disputó 36 encuentros con la selección nacional (en los que marcó 17 goles). Ganó una Copa América (1955) e incluso llegó a jugar, con 40 años de edad, la fase final de la Copa del Mundo disputada en 1958 en Suecia.

Como Director Técnico  pasó por los banquillos de Defensores de Belgrano, Platense, Rosario Central (al que hizo campeón), River Plate, Talleres, Racing Club, Lanús, Chacarita Juniors y Argentinos Juniors.  Su primer título como Director Técnico lo consigue en el Campeonato Nacional de 1971 dirigiendo a Rosario Central.

Aquel equipo, derrotó 1 a 0 a su clásico rival de la ciudad, Newell's Old Boys, en semifinales (con el recordado gol de "palomita" de Aldo Pedro Poy), y a San Lorenzo de Almagro por 2 a 1 en la final.

 Alcanzó sus mayores éxitos cuando regresó a "su casa", al que condujo tras 18 años de sequía al campeonato en seis ediciones: 3 en el Campeonato Metropolitano (1975, 1977, 1979 y 1980) y dos en el Campeonato Nacional (1979 y 1980). Además, llevó a River a la final de la Copa Libertadores de 1976, en donde los millonarios cayeron derrotados ante el Cruzeiro Brasil.

Ángel Amadeo Labruna se mantiene como el máximo ídolo de la institución riverplatense, así lo demuestran sus simpatizantes que a más de 30 años de su partida física, se mantiene vigente en el corazón de los todos los hinchas millonarios, tan grande es el cariño que han declarado el 28 de septiembre, día de su nacimiento, como el "Día Internacional del Hincha de River".