7 de mayo de 2015   

Con acento europeo Boulevard Caseros y su entorno nos cuenta su historia

Un recorrido por el Boulevard Caseros y su entorno, reconstruyendo la historia del lugar a partir de los sitios más significativos. El sábado 16 de mayo desde las 15 hs. en la esquina de Defensa y Martín García. Actividad libre y gratuita.

La avenida Caseros, epicentro del recorrido propuesto tuvo diversos destinos desde su origen, marcando su derrotero histórico. Fue escenario de los enfrentamientos entre los pueblos originarios y los españoles de la primera fundación de Buenos Aires y también de las luchas que se produjeron durante las invasiones inglesas. A principios del siglo XIX se la conocía como Zanjón de las quintas por la presencia características de elegantes casas de fin de semana diseminadas en un diseñado paisaje arbolado. En 1857, se le otorgó la actual denominación en alusión a la batalla de Caseros, hito en la lucha entre unitarios y federales.

A mediados del siglo XIX se darían los cambios más significativos en las cercanías que terminarían configurando el paisaje que llega a nuestros días: se instalaron hospitales, mataderos, saladeros, pulperías, corrales, fábricas y los depósitos de ferrocarriles. El paisaje bucólico, zona preferida por la clase alta que fuera escenario de la novela Amalia de José Mármol, dio lugar a otro escenario como el que retrata Esteban Echeverría en su relato El Matadero. Las aristocráticas quintas y sus habitantes se alejaron de allí rumbo a otras áreas y comienza a producirse un loteo de edificios y sus parques, para dar lugar a fachadas y escenarios urbanos cuyo habitantes ahora son básicamente inmigrantes.

Actualmente la avenida Caseros y su entorno luce un particular atractivo en el que se observa una arquitectura de cierta homogeneidad que mezcla con singular gracia diversos estilos de origen europeo, con un paisaje de tilos, palmeras y parque. La impronta que le otorgó la corriente inmigratoria que trajo sus influencias estéticas y sus técnicas constructivas se perciben aún hoy otorgándole un paisaje característico. Algunos de sus edificios se convirtieron en hitos del lugar como el edificio que construyó en 1912 el arquitecto Christian Schindler para alojar a los directivos ingleses de los Ferrocarriles del Sur, (conocido en alguna época como “conventillo de los ingleses”). Otros referentes interesantes del lugar son el “Bar Británico”, inmortalizado por Sábato en Sobre héroes y tumbas, que conserva el estilo de los viejos y tradicionales bares porteños; la Iglesia Ortodoxa Rusa; la ex fábrica Canale, entre otros. La realización del boulevard en el año 2007 permitió aprovechar su amplitud recuperando la imagen abierta y arbolada que tuvo en sus orígenes y que hoy ofrece además un paseo nocturno con bares y restaurantes.

La magia de esta zona siempre ejerció una especial atracción en personalidades vinculadas a la cultura como Luis Majul, Cecilio Madanes, Josefina Robirosa, Roberto Aizemberg, Alejandro Puente, Pérez Celis, entre otros, quienes se rindieron a los encantos del lugar y lo han elegido para trabajar o como residencia permanente. La escritora Alina Diaconú acerca una observación que imprime el sello del lugar: “Es rarísimo, todos los extranjeros le encuentran parecidos diferentes. Algunos dicen que es como París, otros como Madrid. El otro día una chica extranjera estaba mirando la cuadra y le decía a su compañero que parecía Alemania. Emile Volek, un profesor de literatura checoslovaco que vive en Estados Unidos, comentó: ¡Huuy! Esto es Praga”.

Fecha: Sábado 16 de Mayo. 15.00 hs. - Punto de encuentro: Defensa y Av. Martín García.

Inscripción: del 11 a 13 de Mayo.

Enviar mail a: visitascascohistorico@buenosaires.gob.ar

Visita de acceso libre y gratuito.
Se suspende en caso de lluvia y se comunicará la fecha de reprogramación.

Organiza la Dirección General del Casco Histórico