11  de febrero de 2015   

Bandas de "trapitos" se instalaron en el Barrio de Belgrano y desataron una ola de violencia

La ONG Defendamos Buenos Aires junto a su titular Dr. Javier Miglino denunciaron que bandas de trapitos que se han instalado en el barrio, atacan ferozmente a mujeres solas que estacionan sus vehículos.

El fin semana una mujer fue apuñalada en La Pampa y Arcos, días atrás hubo denuncias de golpes y violencia en Olazabal y Vuelta de Obligado y Blanco Encalada entre Cabildo y Vuelta de Obligado; todas zonas céntricas del Barrio de Belgrano se están produciendo graves hechos de violencia que coinciden con la llegada al barrio de nuevas bandas de trapitos y lavadores de coches en vía pública, señaló Miglino.

 Días atrás recibimos la noticia que en Vuelta de Obligado y Juramento hubo un aparente intento de homicidio de un trapito a otro por causas que aún desconocemos. El hecho no tuvo un desenlace fatal gracias a la Policía Federal que intervino y le secuestró al agresor un cuchillo de 30 cm. tipo carnicero y un fierro macizo de 50 cm. de largo.

Como en gran parte de la ciudad, estos delincuentes ofician de trapitos y lavadores de coches, pero cuando no se les paga se comportan violentamente y directamente roban, y su blanco ideal son mujeres solas.

El fin de semana, a la banda de "trapitos" también se le atribuye un robo al supermercado Día ubicado en Monroe al 1700 y las vías del Ferrocarril, a metros del paso a nivel, donde muchos transeúntes y sobre todo automovilistas denuncian que mientras permanecen las barreras bajas, los delincuentes aprovechan a robar a los automóviles detenidos que esperan cruzar las vías.

A los automovilistas se les recomienda, si al llegar llegar al cruce del ferrocarril, se encuentra la barrera baja, siempre mantener los vidrios levantados para mayor seguridad.

Esta banda de supuestos "trapitos" se instaló en el barrio, según se pudo averiguar, hace aproximadamente un año, y desde ese momento, los hechos de violencia e inseguridad han aumentado considerablemente.

Luego de conocer las denuncias de los vecinos del barrio de Belgrano, el legislador PRO, Roberto Quattromano, autor del proyecto que busca prohibir a los cuida coches, aseguró este martes que "En la ultima sesión del año pasado en la Legislatura porteña, la oposición no nos habilitó la tabla para poder tratar esta ley", y agregó: "Estas mafias ya no sólo aprovechan grandes eventos como recitales o partidos de fútbol sino que ahora invaden la cotidianidad de las familias".

 "Estamos hablando de casos puntuales sino de una problemática diaria de los porteños". "Nosotros hemos trabajado fuerte en la ley. Invitamos a organizaciones vecinales a debatir y a miembros de otros partidos pero parece que la oposición prefiere cuidar a las mafias", afirmó el legislador.

Otro punto de vista es la del diputado y candidato presidencial Alejandro Bodart (MST-Nueva Izquierda) - autor de un proyecto de regularización - afirmó: "Delito y trapitos no son sinónimos. Hay que separar la paja del trigo entre el que cuida coches por necesidad y las mafias que los utilizan. La 'ley seca' ya demostró que la prohibición siempre favorece a las mafias. Para combatirlas propongo reglamentar a los cuida coches, con un registro público, permisos revocables y control, zonas rotativas y pago voluntario". Bodart agregó: "Macri quiere prohibir a los trapitos por demagogia electoral, pero privatiza el espacio público al meter parquímetros en media ciudad. Además estas mafias son barras bravas protegidos por la dirigencia deportiva y política. El prohibicionismo podrá sumar algún voto, pero no resuelve ninguno de los problemas".