comuna13online.com.ar

16  de junio de 2014

Buenos Aires, tenemos un problema

Con el pomposo nombre de “Buenos Aires Verde”, el Jefe de Gobierno Mauricio Macri anunció un plan que sugiere crear 78 nuevas plazas y 12 parques en un plazo de 20 años. Esta ilusoria iniciativa contradice la ejecución de obras desarrolladas por el PRO, que no ha hecho otra cosa que impermeabilizar todo lo que toca. El plan toma referencias inexactas al calcular una existencia de 6,2 metros cuadrados de espacio verde por habitante, cuando en realidad son 1,8, una cifra que está bastante alejada de los 10 a 15 recomendados por la Organización Mundial de la Salud.

Llama la atención este lanzamiento, cuando ha sido una política constante de la gestión macrista cementar todo lo que está a su paso, y que encuentra su máxima expresión en la concesión de 32 hectáreas en el Parque Roca para construir un centro de transferencias de cargas, o el “Plan Maestro de la Comuna 8” que el macrismo negocia por estos días en la Legislatura porteña. Confirma esta situación la reciente ley sancionada a principios del mes de mayo, que permite la implementación de bares en plazas y parques públicos.

De repente al PRO le interesa cuidar los espacios verdes, pero desde hace siete años no para de cercarlos con fines privatistas, además de concesionar, vender y rematar los inmuebles públicos para la construcción de viviendas de lujo, entre otros negocios pocos claros”, explicó la legisladora porteña Virginia González Gass (Partido Socialista Auténtico en UNEN).

Durante la presentación del nuevo proyecto, las autoridades locales aseguraron que la Ciudad cuenta con 6,2 metros cuadrados de espacios verdes, cuando en realidad son 1,8 y, la única posibilidad de incrementar esa cifra (que alcanzaría los 3 metros cuadrados) sería sumando la superficie de la Reserva Ecológica de Costanera Sur.

Si bien aún no se puede asegurar la viabilidad del plan, lo cierto es que los números que maneja el Gobierno Porteño no son los reales, y por consiguiente, el efectivo cumplimiento de esta idea todavía es un desafío a la creatividad de cualquier equipo técnico que deberá estudiar mucha alquimia para realizar los caprichos de Macri”, aseguró la diputada socialista.

El proyecto “Buenos Aires Verde”, en el marco de la gestión PRO, aparece como una “cortina de humo” destinada a generar confusión ante las permanentes críticas que el gobierno de Mauricio Macri recibe de los ciudadanos de Buenos Aires por la creciente destrucción y privatización de los espacios verdes de uso público.

El plan de Macri es como intentar meter un redondel en un cuadrado, y esto sólo sucede en la película Apollo 13. Todos sabemos, a pesar del mundo de fantasías y promesas macrista, que este anuncio es parte de una estrategia proselitista, imposible de aplicar y que genera falsas expectativas para la sociedad”, finalizó González Gass.