Los taxis porteños deberán aceptar tarjeta tarjeta y tener una app para el celular

La Legislatura sancionó ayer una nueva normativa que obliga a los taxis a circular con una app y a aceptar abonar el viaje con tarjeta, esto provocó protestas de choferes.

Los legisladores porteños pisaron el acelerador y aprobaron leyes clave. Una normativa que obliga a los taxis a circular con una app y a cobrar con tarjeta provocó protestas de algunos choferes. También hubo luz verde para concesionar el estacionamiento del hipódromo, prorrogar la concesión de Metrovías y el Buenos Aires Design.

Con la nueva ley el servicio de taxis podrá ser solicitado por los usuarios mediante apps, como BA Taxi. Cada vehículo deberá figurar en al menos una plataforma y en los cálculos del gobierno “generará mayor fluidez y seguridad en los usuarios porque podrá ver en los dispositivos móviles la traza del camino a seguir y la calificación de los distintos choferes”. Además los taxis estarán obligados a cobrar con tarjetas de débito y crédito.

Para cubrir el costo de las Tablet y el software el gobierno autorizó sumar una ficha extra a la bajada de bandera. Cristina García, de Vamos Juntos, cargó contra la “hipocresía de algunos legisladores” y aclaró que el proyecto busca crear un servicio de calidad. Para la legisladora el precio de la ficha extra es “insignificante”.

“Los taxistas lo van a sentir como un gasto propio”, explicó Fernando Vilardo de Autodeterminación y Libertad. “Es un costo muy grande que va a tener que pagar el chofer”, agregó antes de denunciar “el negocio de las tablet”.

Marcelo Guouman pidió contemplaciones ante la calificación de los usuarios que pudieran complicar la reputación de los choferes.

La legisladora del Bloque Peronista Silvia Gottero se preguntó por qué no se utilizaba directamente la aplicación BA taxi en vez de crear una nueva. “¿Si existe esa plataforma, por qué crear una nueva? Estamos siendo funcionales a Uber”, rechazó. Paula Penacca, de Unidad Ciudadana aseguró que “la modernización está bien, pero terminan cargando al usuario y al taxista”. [Fuente: La Política Online]