29 de agosto de 2017   

Se viene una polémica reforma en la educación pública porteñas

Se cambiarán las notas por créditos, las materias se agruparán en cuatro áreas de conocimiento, en el último año se combinará con pasantías en empresas y puede complementarse con materias del CBC de la UBA.

A partir de 2017, 17 escuelas públicas de la Ciudad comenzarán el ciclo lectivo con una reforma radical del nivel secundario, que incluye un punto muy polémico, los alumnos deberán trabajar obligatoriamente en el último año de la cursada.

Según el nuevo proyecto educativo, incluye los dos primeros años de ciclo básico, dos años de ciclo orientado y un quinto año que será “integrador y formativo más allá de la escuela”. que contempla utilizar una parte del tiempo escolar dentro de empresas y otro al desarrollo de habilidades relacionados al emprendedorismo.

No habrá cambios de contenido, se mantendrán los mismos utilizados desde hace cuatro años en la “Nueva Escuela Secundaria” implementada por el Gobierno porteño, aunque habrá diferencia en la forma en que estos serán dictados. Las materias tendrán mayor vinculación entre sí y con el eje puesto en que los estudiantes trabajen con autonomía y en forma colaborativa.

En cuanto al punto más polémico donde obliga a los estudiantes del último año a trabajar, especifica que las pasantías no se harán solo en empresas, el lugar lo elegirán los docentes junto al Ministerio de Educación y que tendrán que tener un sentido pedagógico.

Los alumnos del último año también tendrán la opción de estudiar las dos materias comunes del CBC de la UBA u otras de institutos terciarios o profesoras, para así preacreditar esas materias e ir avanzando en su futura trayectoria educativa.

  • Los puntos más importantes de la reforma:  

  • Arranca en 2017 en 17 escuelas públicas de la Ciudad y completará las 143 del distrito en 2021.

  • El nuevo esquema comenzará en los primeros años, el resto de los alumnos seguirán con el sistema actual.

  • Se mantiene el contenido urricular, cambia la forma en que se dicta.

  • Las materias se agrupan en cuatro áreas de conocimiento: ciencias sociales y humanidades, científico tecnológico, comunicación y expresión, y orientaciones.

  • En el 30% de la clase el docente introduce los contenidos y el 70% restante es para “trabajo autónomo y colaborativo”.

  • Los alumnos al ingresar el secundario deberán llegar con un informe de la primaria.

  • Desaparecen las notas numéricas, se aplicará un sistema de “créditos”.

  • No se repite ningún año, en su lugar se deberá recuperar los contenidos.