5  de enero de 2015   

DəsBalancə Comunal de Fin de Año

Se fue el 2014 y nos parece oportuno permitirnos algunas reflexiones sobre lo que pasó este año y hacerlas públicas. La Asamblea Popular de Parque Lezama hizo llegar a nuestra Redacción el presente trabajo que ponemos a consideración de nuestros Lectores.

En Junio comenzaron las obras del Parque Lezama, después de mucha lucha logramos que las rejas fueran dejadas de lado y tuvimos un esbozo de alegría en ese momento. Se formó la Comisión Vecinal Parque Lezama desde el Consejo Consultivo de la Comuna 1 para dar seguimiento a las obras del Parque. Hoy, con mucha tristeza el verano nos encuentra con sus calores agobiantes y el Parque cerrado, vemos que en las obras se agregaron muchos caminos convirtiendo el amplio verde de nuestro parque en islas en forma de paseos y que se sacaron árboles, incluso los que eran pequeños y daban una sombra incipiente pero muy necesaria en el patio de juegos.

Recordábamos en estos días como se formó la Asamblea, a raíz de las rejas y la represión en el Parque Centenario y las experiencias organizativas (-y también reprimidas-) de la Sala Alberdi, recordamos también que “el cente” se inauguró mucho más rápido a pesar de ser mucho más grande. De inmediato surgió una pregunta, ¿será una reprimenda al barrio por la participación vecinal?

Desde la asamblea una y otra vez insistimos con la importancia de sectorizar las obrase ir cerrando el parque por etapas, sabemos lo necesario que es en el verano, cuando los pibes no tienen escuela, los cortes de luz empiezan y muchos de nosotros hacinados en hoteles, conventillos o mini departamentos encontramos en el parque una bocanada de aire fresco, un lugar de esparcimiento necesario y con pleno derecho a la recreación el cual no está cubierto por el actual GCBA. Sin embargo, todas las voces apuntan recién a marzo… 9 meses de obra, casi el doble de los 150 días de licitación.

Los vecinos nos organizamos a través del consejo consultivo, pedimos reuniones con los inspectores de obra, pedimos informes sobre la situación del parque y seguimos esperando nos contesten un pedido de información por ley 104 (presentado el 20/11/2014 con 20 días de plazos para responder ya cumplidos).

Aparentemente la participación que promueve el GCBA es la interacción lograda através de redes sociales, medio habitual utilizado por los representantes de la junta Comunal 1 (Comuneros) y Gestión Comunal para informar a los vecinos sobre las iniciativas y tareas en nuestra comuna, que en general se orientan más al turismoque a las necesidades de los vecinos.

Nos llamó la atención buscando entre estadísticas oficiales de nuestra comuna (Comuna_01_2013.pdf) y sin ser ningunos sabihondos, como vemos en el gráfico los estratos predominantes en nuestra comuna son los bajos y medio bajos, los recursos para acceder a los bienes de confort- como pueden ser acceso a internet y el conocimiento para acceder a las redes- están 50% alejados de la media de todo CABA.

Dicho en otras palabras son muy pocos los que pueden participar de la manera que propone nuestra comuna a través de las redes sociales.

En este otro ‘Gráfico de Tasa de hacinamiento y hogares con NBI (Necesidades Básicas Insatisfechas)’ podemos ver que la comuna 1 esta 80% más hacinado críticamente que el resto de la Ciudad y su tasa NBI está 130% más arriba del promedio de la Ciudad. O sea que la necesidad al espacio verde (-generado por el hacinamiento y por la falta de necesidades básicas insatisfechas-) y el derecho a esparcimiento está prácticamente doblegado en nuestra comuna e inversamente ‘no cubierto’ en relación a la media de todo CABA.

La conclusión que surge es, no todos utilizan redes sociales, no todos tienen o saben usar Internet(ya que la NBI también incluye educación además de vivienda, servicios sanitarios e ingreso mínimo), no todos tienen conexiones o celulares para conectarse; según el censo de 2010 en nuestra comuna somos 197.226 vecinos, cuántos ponen 'me gusta' en facebook o miran twitter, cuántos leen y miran las publicaciones? 20, 30?, 150? 1000? Para nadanos parece representativo, ni participativo esta manera de informar y de generar consensos que no llegan a representar ni al 1% de los que habitamos la Comuna 1.

Así nos enteramos por ejemplo del proyecto de iniciativa comunal votado por la mayoría de la Junta Comunal 1con sus 7 Comuneros -que propone la creación de un Distrito histórico que nunca pasó por el Consejo Consultivo Comunal 1 (tal cual lo establece la Ley 1777 de Comunas) pero si por las redes sociales.

Estos proyectos no cuentan con consenso real de los ciudadanos y por el contrario sólo tienen una visión sesgada de nuestro territorio, sin tratar de resolver las problemáticas de fondo y fomentando unidireccionalmente un barrio para el turismo, un barrio para pocos en desmedro de los habitantes actuales que ven subir los alquileres y los productos de consumo básicos del barrio, este proceso de gentrificación cruel y deshumanizado implementado y cuestionado en Barcelona y Medellín, y que quiere imitar este mal gobierno, prioriza el paseo de las historietas, las estatuas de fibra de vidrio en Puerto Madero y San Telmo en vez de las necesidades básicas insatisfechas que reflejan sus propias estadísticas.

Por eso en este 2015 vamos a seguir insistiendo con más democracia participativa vecinal real, basta de proyectos inconsultos y de reprimendas a los barrios que se organizan y proponen como lo hicimos con el plan de manejo participativo para el Parque.

En otras palabras, basta de ĐəsBalancə Comunal.