19  de noviembre de 2013

Obstáculos para acceder a los servicios públicos de salud de la CABA

El Área de Derecho a la Salud presentó los resultados finales del relevamiento sobre la accesibilidad del primer nivel de atención en los servicios públicos dependientes del Ministerio de Salud porteño. Las falencias detectadas y la recomendación de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad.

Personal del Área de Derecho a la Salud de la Defensoría del Pueblo porteña efectuó un relevamiento durante el segundo semestre de 2012 para actualizar la información en relación a los obstáculos y facilidades que se presentan en el primer nivel de atención en los servicios públicos que dependen del Ministerio de Salud de la CABA, tanto desde la perspectiva de los usuarios como de los trabajadores del sector.

El trabajo se desarrolló en cuatro hospitales públicos, uno por cada región sanitaria (RS), a través de encuestas y entrevistas. Fueron seleccionados los que evidenciaban en las estadísticas oficiales la mayor cantidad de consultas: el Hospital Penna (RS I), el Hospital Santojanni (RS II), el Hospital Durand (RS III) y el Hospital Pirovano (RS IV). El estudio abarcó los servicios de consultorios externos de las especialidades básicas así como también sus respectivas áreas programáticas, de las cuales también fue relevada una muestra de los Centros de Salud y Acción Comunitaria (CeSAC) y de los stand de Cobertura Porteña de Salud (CoPS), ex Plan Médico de Cabecera.

De acuerdo al relevamiento efectuado, los pacientes de consultorios externos de los hospitales en las especialidades del primer nivel (clínica, pediatría y ginecología) perciben la calidad y la eficacia de estos efectores y los eligen por el prestigio y su capacidad de resolución demostrada frente a otro tipo de institución. El alto porcentaje de satisfacción manifestado por estos usuarios con relación a la atención médica no minimiza una serie de barreras que padecen quienes concurren al hospital pero que se han transformado en parte del ritual naturalizado como necesario para acceder a algún tipo de prestación médica.

Así, el diagnóstico general aportado por el estudio exploratorio muestra falencias del sistema y una inadecuada implementación de la Ley 153 en lo que respecta a garantizar una accesibilidad sin obstáculos al primer nivel de atención. Distintas barreras administrativas obstruyen el primer ingreso al sistema, la falta de articulación entre los Centros de Salud, el Plan CoPS, los consultorios externos hospitalarios y el hospital de referencia evidencian una atención fragmentada y discontinua que puede desalentar a las personas en el recorrido institucional hacia la obtención de un diagnóstico o tratamiento. Los obstáculos administrativos y la falta de trabajo en red atentan contra la atención integral y oportuna de la salud de la población y merecen la atención de las autoridades sanitarias de esta Ciudad.

Las barreras administrativas o de organización del primer nivel se estructuran básicamente cuando un espacio institucional como un CeSAC. o el plan de CoPS -dispositivos instalados para ser la puerta de entrada al sistema- no logra establecer circuitos continuos de atención con el hospital de referencia. Existen dificultades para que estas dependencias del Área Programática (CeSAC, CoPS) funcionen articuladamente con su hospital de base y entre sí. Esto genera obstáculos serios para responder a una atención integral de las personas, barreras que se multiplican cuando se debe recurrir a otro efector del sistema público de salud de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. La autonomía relativa de funcionamiento de cada efector de salud y la escasa coordinación existente entre sí pone en dudas que el subsector público se desempeñe como un sistema de salud, y por lo tanto, que se esté dando cumplimiento con lo que está prescripto en la Ley Básica de Salud de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

La recomendación de la Defensoría

Por lo expuesto, la Defensora del Pueblo de la Ciudad, Alicia Pierini, recomendó a la Ministra de Salud del Gobierno porteño, Graciela Reybaud, que arbitre los medios necesarios para garantizar a la población usuaria del subsector público de salud la accesibilidad a primer nivel y su articulación con el segundo nivel, sin barreras administrativas innecesarias, mediante:

a) la modificación del sistema de otorgamiento de turnos de modo que se eviten las prolongadas esperas de los usuarios antes del inicio del horario de atención, así como las demoras hasta hacer efectiva la consulta;

b) la dotación de personal administrativo y profesional que asegure la atención médica en la totalidad de la extensión horaria, matutina y vespertina, en todos los efectores con la programación de turnos de atención suficiente y adecuada a la demanda de la población;

c) la creación de una línea telefónica gratuita que sea exclusiva para la solicitud de turnos de atención en el subsector público de salud;

d) la facilitación de la obtención de turnos para usuarios del plan CoPS habilitando la solicitud mediante comunicación directa con el prestador;

e) garantizar la atención de los usuarios en consultorios externos, CeSAC, e inscripción a CoPS, considerando válida la presentación de documento de cualquier origen que acredite la identidad personal;

f) garantizar a todos los pacientes ingresados al sistema el acceso oportuno a turnos para interconsultas o estudios complementarios, con la derivación formal y protocolizada tanto para el hospital base como para todos los efectores de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires; y

g) garantizar la entrega gratuita y oportuna de medicamentos, haciéndola extensiva para pacientes de consultorios externos de los hospitales, con igual acceso que los usuarios de CeSAC y plan CoPS.

 

 

volver