2 de junio de 2016   

Aprovechan residuos transformándolos en abono

El proceso lo realizan en el Centro de Compostaje del Parque 3 de Febrero, donde  sacan partido de los restos de poda y jardinería que ahí se generan y los convierten en abono que es utilizado en el mismo parque.

En el lugar que antes ocupaba el histórico Velódromo municipal de Buenos Aires, hoy funciona el Centro de Compostaje del Parque 3 de Febrero que toma los restos generados por el corte de césped, limpieza de hojas y ramas y podas de las 370 hectáreas que conforman el parque y lo reciclan convirtiéndolo en abono que es utilizado como fertilizante en el mismo parque.

En la actualidad trata diariamente más de 1300 kilos de restos verdes y se estipula que de a poco irá aumentando su capacidad hasta lograr alcanzar los 2000 kilos diarios. Los restos orgánicos como los tratados en este centro, resultan los más sencillos de reciclar ya que se logra a través de un proceso muy sencillo de aceleración de su descomposición que no no requiere de grandes inversiones ni tecnologías. El procedimiento demora alrededor de 6 meses.

Como resultado se obtiene un abono natural con un alto porcentaje de nutrientes que no solo beneficia el crecimiento de plantas, sino también mejora las propiedades del suelo.

El Centro de Compostaje del Parque 3 de Febrero depende de la Agencia de Protección Ambiental (APrA) y integra el plan que lleva adelante el Gobierno de la Ciudad que tiene como objetivo reciclar la mayor cantidad de los residuos que se generan y así disminuir los que se entierran en los rellenos sanitarios.

La Coordinadora General de Gestión Ambiental de la APrA, Mariana Vello, explicó "Estas composteras forman parte del cambio cultural que estamos fomentando. En este caso, queremos mostrar cómo los residuos orgánicos, puntualmente los restos de jardinería, pueden convertirse en abono de manera muy sencilla".

Por su parte, Alejando Pérez, actual Gerente Operativo del Parque 3 de Febrero expresó "Creemos que es importante que el parque se haga cargo de los propios residuos verdes que genera. Por eso asumimos el compromiso de reciclarlos para reutilizarlos como abono en las tareas de mantenimiento".

"Somos el primer parque de la ciudad que implementa este sistema y queremos ser un ejemplo para que se pueda replicar en otros parques" agregó Pérez.