2 de agosto de 2017   

Liberan a Potocar aunque sigue bajo investigación

ex Jefe de la Policía quedó finalmente recuperó la libertad ésta mañana tras el pago de la fianza de 100 mil pesos dispuesta por el Juez de la causa Juez Ricardo Farías.

El ex Comisario de la Policía de la Ciudad, José Potocar, acusado de liderar una asociación ilícita que se dedicaba al cobro de coimas a comerciantes y cuida coches en los barrios de Núñez y Saavedra, fue liberado esta mañana tras abonar la fianza.

Potocar salió desde el edificio Centinela perteneciente a la Gendarmería Nacional, donde se encontraba detenido desde el 25 de abril pasado.

El el fallo, el Juez Farias sostiene "Habiendo transcurrido más de un año de investigación y la reciente resolución dictada por el superior en cuanto a la situación procesal de Guillermo Néstor Calviño y la falta de producción de las medidas ordenadas por el superior –declaraciones testimoniales–, no se actualiza el peligro respecto de Potocar".

Además, detalla que Potocar "ya no podría obstaculizar desde el interior de la fuerza la continuidad de la investigación" dado que "ya no resulta ser el jefe de la Policía de la Ciudad". Cabe recordar que el ex Comisario renunció a ese cargo el 12 de mayo pasado.

En abril pasado, el juez Ricardo Farias hizo lugar al pedido de detención realizado por el fiscal José María Campagnoli, Potocar está acusado de liderar una asociación ilícita que extorsionaba a comerciantes, empresarios y cuida coches de los barrios Núñez y Saavedra, jurisdicción de la Comisaría 35a. Se espera que en el trascurso del día se le tome declaración indagatoria.

El agente de la seccional 35, Marcelo Stefanetti, actualmente detenido por esta causa, señaló que Potocar y el comisario prófugo Norberto Federico Villareal se llevaban “entre 25 mil y 40 mil pesos mensuales cada uno.

La razón que motivó al magistrado Farías a adoptar la medida, a la que Campagnoli se opuso, "es la demora en la producción de pruebas en la causa".

Si bien el ex Comisario seguirá bajo investigación, por la ineptitud manifiesta del Fiscal Campagnoli, la causa se encamina a un final sin condena, no porque el delito no haya sucedido, está comprobada la extorsión y cobro de coimas  a comercios y trapitos a cambio de seguridad, el Fiscal no ha podido reunir las pruebas necesarias para sostener la prisión preventiva.