12 de julio de 2017   

144: la nueva línea para las mujeres víctimas de violencia de género

El Gobierno de la Ciudad habilitó la línea 144 para atender a mujeres víctimas de violencia de genero, funcionará las 24 horas todos los días del año.

En el marco del "Plan Nacional de Acción, Asistencia y Erradicación de la Violencia contra las Mujeres", el Gobierno de la Ciudad firmó un acuerdo con el Consejo Nacional de las Mujeres, dependiente del Consejo Nacional de Coordinación de Políticas Sociales de Presidencia de la Nación, para unificar en la línea 144 la atención a las mujeres que sufren de violencia de genero.

La implementación del 144 brinda mayor rapidez y sencillez a las mujeres que padecen este flagelo, al momento de solicitar asistencia, la línea es gratuita y anónima, y está disponible las 24 horas, los 365 días del año. Antes estos servicios se brindaban a través del 0-800-66-MUJER.

De la firma del convenio participaron, el Jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta, La Presidenta del Consejo Nacional de las Mujeres, Fabiana Tuñez, y la Ministra de Desarrollo Humano y Hábitat de la Ciudad, Guadalupe Tagliaferri.

Qué es y cómo funciona la línea telefónica 144

La Línea telefónica Nacional 144 está destinada a brindar información, orientación, asesoramiento y contención para las mujeres en situación de violencia de todo el país, los 365 días del año, las 24 horas, de manera gratuita. Esta línea responde a la obligación de garantizar, como Estado Nacional, una respuesta integral y articulada sobre la violencia de género. El equipo de atención de la línea telefónica 144, en su mayoría integrado por profesionales psicólogas/os y trabajadoras/es sociales, está conformado por operadoras/es y coordinadoras con capacitación en perspectiva de género y violencia contra las mujeres.

Al 144 pueden llamar la mujer que es víctima de la violencia o sus familiares, conocidos/as o amigos/as para recibir asesoramiento y contención. Es necesario tener en cuenta que la violencia contra las mujeres muchas veces se desarrolla dentro de un ciclo que construye en agresor en el cual se daña la autoestima de la víctima y se la somete a continuas amenazas para convencerla de que no podrá salir de esa situación. Cuando la víctima está mínimamente fortalecida, informada y contenida podrá ser capaz de dar el primer paso y recorrer el camino para salir de la violencia.

Recuperar una vida sin violencia es posible, debemos ser conscientes de que no es un camino fácil, desde el Consejo Nacional de las Mujeres ofrecemos todos los recursos que la sociedad pone a disposición de quienes padecen violencia. Convocamos a la ciudadanía en general, cada uno/a desde su lugar en la sociedad a colaborar para facilitar el camino hacia una vida sin violencia a las mujeres que la padecen.