23 de mayo de 2017   

Apenas el 23,6% de los porteños es fumador

Así se desprende de una encuesta difundida ayer en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires por el Centro de Investigaciones de Enfermedades no Transmisibles, además,  uno de cada dos aprobaría la prohibición de fumar a ambientes abiertos.

En el marco previo al Día Mundial sin Tabaco que se conmemora todos los 31 de mayo, la Diputada del Pro, Victoria Roldán Méndez, encabezó un acto en el Salón Eva Perón de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires, donde el Centro de Investigaciones de Enfermedades no Transmisibles (CIENTA) difundió un estudio de opinión pública realizado por la consultora Aresco,  respecto del cumplimiento de la Ley de Control de Tabaco en la Ciudad.

Según los resultados arrojados sobre los 1.503 encuestados durante el 6 y 9 de marzo, tan solo el 23,6% se declara fumador, mientras que el 76,4% restante nunca fumó o dejó de fumar, además, en el último año un cuarto de los porteños dejó de fumar o disminuyó el consumo.

Otros datos revelados por la encuesta es el el alto grado de concientización de la población acerca de los daños que produce el tabaquismo, por ejemplo, cada vez más gente prohíbe en  sus hogares o automóviles el consumo de tabaco, 8 de 10 encuestados adoptan alguna medida ante una persona que desea fumar en su casa, 6 le piden fumar afuera y 2 que lo hagan cerca de una ventana. En el caso de los automóviles, el 80 por ciento no permite fumar.

El Presidente del Centro de Investigaciones de Enfermedades no Transmisibles, Dr. Darío Marsicano, aseguró que "todavía existen limitaciones en el cumplimiento efectivo de la ley, sobre todo en algunos lugares específicos, como locales nocturnos y bares o restaurantes", y los datos arrojan que el 20% de los entrevistados incumple la norma en locales nocturnos, el 16% lo hace en bares y restaurantes y por último, el 11,3 en empresas privadas. "Sólo seis de cada diez que trabajaban manifestó que en su lugar laboral estaba terminantemente prohibido fumar mientras que un 30 por ciento admitió que existía un espacio para fumar".

 "Solamente podemos entender espacios para fumadores si son al aire libre y donde no se afecte a terceros; la norma es muy clara y creemos que el conocimiento es masivo, por lo que no se explica que se siga fumando en los lugares de trabajo", destacó Darío Marsicano.

A pesar de el alto grado de incumplimiento expresado por los encuestados, se percibe un alto grado de aceptación para la promoción de ambientes cerrados 100% libres de humo (89%), y la mitad estaría de acuerdo con extender la prohibición de fumar en ambientes abiertos como parques y plazas y el 76,8% aprueba la negativa al consumo en áreas de juegos infantiles y sus alrededores.

La Diputada Roldán Mendéz, quién preside la Comisión de Salud de la Legislatura reveló "es una posibilidad que estamos estudiando en la Legislatura la de avanzar con la prohibición de fumar en las plazas, en las áreas de los juegos, pero aún estamos discutiendo los detalles".

Hubo un proyecto presentado por el bloque de Pro en 2015, que proponía la prohibición de fumar en todos los parques y plazas públicas de la Ciudad que nunca llego al recinto.