18 de noviembre de 2016   

La Ciudad de Buenos Aires tendrá una nueva Policía

La Legislatura porteña aprobó ayer por amplia mayoría la nueva Ley de Seguridad Pública que unifica la Policía Metropolitana y el sector de la Policía Federal Argentina proveniente de Nación y crea la Policía de la Ciudad.

Se aprobó ayer en la Legislatura porteña la nueva Ley de Sistema Integral de Seguridad Pública de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que crea a través de la unificación de la Policía Metropolitana y de la fracción de la Policía Federal Argentina proveniente del estado nacional, la nueva Policía de la Ciudad.

La propuesta enviada por el ejecutivo porteño obtuvo en el recinto 55 votos a favor, 3 en contra y 1 abstención, qué contó, además de la completa aprobación del oficialismo, con el apoyo de la mayoría de los bloques opositores, solo la izquierda rechazó de lleno el proyecto y Adrián Camps del Partido Socialista Auténtico fue la única abstención.

"La seguridad pública, como uno de los insumos fundamentales de la vida en sociedad, exige el máximo esfuerzo en la gestión y las acciones de gobierno para resguardar la vida y el ejercicio posible e igualitario de los derechos de los ciudadanos", dice la norma.

"Ello es un derivado del Convenio entre el Estado Nacional y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires de transferencia progresiva de facultades y funciones de seguridad en todas las materias no federales ejercidas en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, suscripto el día 5 de enero de 2016 entre el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y el presidente de la Nación" especifica.

La nueva  Ley propone una reforma integral del Sistema de Seguridad Pública, busca bridarle más trasparencia a trevés de incrementar la participación ciudadana y de administrar los recursos del estado de manera más eficiente. Además de la creación de la nuev Policía de la Ciudad, la norma también funda el cuerpo de Bomberos profesionales y modifica el Instituto Superior de Seguridad Pública, organismo que tiene a cargo la formación y capacitación de todos los agentes.

Se creará la Oficina de Transparencia y Control Externo que tendrá la función de controlar el accionar de la nueva policía y se estableció la obligatoriedad de la presentación de declaraciones juradas.

La Ley dice "La Oficina de Transparencia y Control es continuadora de la Auditoría Externa policial actualmente vigente, pero se ha reforzado su independencia frente al órgano policial controlado, indispensable para el adecuado cumplimiento de su misión de control, mediante la explícita incorporación de los principios de autonomía de criterio, idoneidad, diligencia profesional y secreto profesional en su accionar" y puntualiza que "esta independencia sólo puede hacerse efectiva mediante la prohibición de integración del órgano de control con personal perteneciente a la entidad controlada, así sea en uso de licencia".

En tanto, horas después de la aprobación de la Ley, el Jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta expresó su sastifacción en el programa Intratables y afirmó que es él quien ahora tien a cargo la seguridad de todos los vecinos y manifestó "No tengo duda de que esto es para mejor. Buenos Aires, finalmente, tiene su propia policía. Es una de las pocas, sino la única capital importante en el mundo, que no tenía una policía propia. Cuando yo venía a este programa me preguntaban por la seguridad y yo decía que era responsabilidad del gobierno nacional. Se acabó eso. Yo soy el responsable en la Ciudad"