18 de octubre de 2016   

Campaña de recolección de chatarra electrónica

El Gobierno porteño lanzó una campaña de recepción de aparatos eléctricos y electrónicos en desuso para descartar o reciclar de forma adecuada ya que estos equipos son desechos peligrosos por el contenido de sus materiales.

El Gobierno de la Ciudad a través Ministerio de Ambiente y Espacio Público puso en marcha una campaña de recolección de aparatos eléctricos y electrónicos en desuso con el fin de brindar a los vecinos una forma adecuada de descartar esos residuos domiciliarios y reciclar aquellos que puedan ser reutilizados.

Los aparatos electrónicos son considerados deshechos peligrosos ya que contienen componentes tóxicos como puede ser Plomo, Cadmio, Mercurio, Cromo, PVC, Niquel, Litio entre otros, que una vez dispuestos en rellenos sanitarios, pueden reaccionar con el agua y la materia orgánica, liberando sus toxinas al suelo y a las napas de agua subterráneas.

Hasta el próximo viernes se recibirán los aparatos en desuso en la esquina de Reconquista y Av. Corrientes y del 24 al 28 de octubre en la Plazoleta La Juvenilla, Marcelo T. de Alvear y Florida, siempre en el horario de 9 a 14 horas.

Se puede llevar: computadoras portátiles, teclados, mouse,  impresoras, pendrives, micrófonos, webcams, equipos de comunicación, teléfonos celulares con sus accesorios, tablets, Ipods, cámaras de foto y video, radios portátiles, teléfonos inalámbricos y fijos, walkmans, relojes, controles remotos, reproductores de DVD, MP3, MP4, MPGE, videojuegos, parlantes, auriculares y dispositivos de bluetooth, cargadores de celular, , calculadoras, videojuegos, consolas de videojuego, módems, discos rígidos externos, CPUs y monitores de computadora.

También se recibirán pequeños electrodomésticos como planchas, minipimers, licuadoras, planchitas y secadores de pelo, depiladoras, afeitadoras, cafeteras, jugueras, tostadoras, exprimidores, procesadoras, batidoras, molinillos, licuadoras, juguetes y herramientas eléctricas.

Todos los equipos recolectados durante la campaña serán enviados a la cooperativa "Reciclando Trabajo y Dignidad", que se encargará de seleccionar los que puedan ser reutilizados, mientras aquellos que que no, serán desmontados y las piezas reciclables se enviarán a empresas que puedan darles un nuevo uso y los componentes peligrosos serán tratados de manera segura.