5 de septiembre de 2016   

Acuña criticó el fallo que suspendió la doble jornada en una escuela porteña

La Ministra de Educación de la Ciudad realizó críticas muy duras contra el Juez que frenó la aplicación del programa "jornada extendida" en una escuela de Villa Crespo. "Decidió que los chicos tienen que educarse lo menos posible".

La Ministra de Educación de la Ciudad Soledad Acuña, cargó duramente contra la resolución del juez Ángel Gallardo que suspende la aplicación del programa "jornada extendida" en la primaria N° 2 "Fransisco Herrera" del barrio porteño de Villa Crespo, la funcionaria denunció que el magistrado hace "política educativa". "Decidió que los chicos tienen que educarse lo menos posible".

"No nos sorprende que este juez intente hacer política a través de sus herramientas judiciales, es un juez que permanentemente frena las decisiones del ejecutivo. No respeta la división de poderes" sostuvo la Ministra.

Continuó: "Esta vez no puede justificar por qué pretende que los chicos tengan menos tiempo de educación cuando en el mundo se está avanzando hacia la intención de que más escuela es mejor y que cuanto más herramientas tengan los alumnos, van a estar más preparados para el futuro".

Además, Acuña advirtió que "el juez pretende argumentar que alcanza con cuatro horas y sobre la base de la voluntad de la mayoría", y agregó, "Esta es una escuela de casi 280 familias de las cuales sólo 20 manifestaron su voluntad de seguir en una jornada simple".

"El Juez Gallardo decidió que los chicos no tienen que estudiar y que haya menos tiempo de clases. Un juez no puede hacer política educativa y menos amparándose en la voluntad popular y cortando el derecho a la educación", aseguró. Asimismo, mencionó: "Hay algún gremio que está aprovechando y nos damos cuenta que meten las medidas en los momentos en que el juez está de turno, porque saben que los va a apoyar".

"Nosotros apelamos esta medida y vamos a ir hasta la última instancia, es una política de esta ciudad donde además los veinticuatro ministros de educación firmamos un compromiso donde todos dijimos que íbamos a trabajar para que haya más tiempo de educación" comunicó la funcionaria.

Cabe recordar que el juez Roberto Andrés Gallardo,  subrogante del juzgado N° 6 en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad de Buenos Aires, hizo lugar a un recurso de amparo presentado por 24 padres de alumnos de la Escuela primaria N° 2 "Fransisco Herrera" que "expresan que la decisión en cuestión fue tomada de modo unilateral por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, sin consultar a los padres del colectivo afectado".

El Juez argumentó la resolución basándose en los artículos 23 y 24 de la Constitución porteña que manifiesta que la Ciudad "respeta el derecho individual de los educandos, de los padres o tutores, a la elección de la orientación educativa según sus convicciones y preferencias", asegura "la participación de la comunidad y la democratización en la toma de decisiones" y garantiza el "derecho de las personas con necesidades especiales a educarse y ejercer tareas docentes, promoviendo su integración en todos los niveles y modalidades del sistema".

En los fundamentos, Gallardo sostuvo que las "modificaciones a los regímenes escolares que ya se encuentran en curso de ejecución, requieren de una previa consulta con los interesados, un estudio del impacto que los cambios traerán aparejados y un consenso con la comunidad educativa a la que van dirigidos. Ello es así, en tanto aun los mejores proyectos pueden colapsar por falta de previsión o por no responder a las necesidades concretas de sus destinatarios".

El programa "jornada extendida" suma a la jornada simple escolar un promedio de 9 horas semanales que serán distribuidas en tres días, 3 horas y 25 minutos por día para la educación primaria y 2 horas y 45 minutos en secundaria, dichas horas no serán clases en el aula sino en otros espacios, dos días en parroquias, bibliotecas y centros culturales y el tercero en la escuela, pero en espacios no formales, como el patio o la biblioteca. Así, los chicos de la escuela primaria sumarán 90 días más de clase y 46 días los de la secundaria.