8 de agosto de 2016   

Defensa del Consumidor: Multa a quien no se presente a las audiencias

La Legislatura porteña modifico la Ley de Defensa de Consumidores y estableció sancionar económicamente a la empresa o persona denunciada que no se presente a una audiencia pública de conciliación.

La Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires aprobó el pasado jueves el proyecto impulsado por los Diputados Hernán Arce y Roy Cortina pertenecientes al Partido Socialista que modifica la ley Ley 24.240 de Defensa y Protección del Consumidor y dispuso que el denunciado que no se presente a una audiencia de conciliación será sancionado obligatoriamente con multas entre 2.895 a 193.000 mil pesos. Ante, la sanción quedaba a criterio de la autoridad de aplicación.

Con la modificación aprobada de la Ley, se pone en suspenso la presentación constante de recursos de apelación contra las sanciones dispuestas por la Dirección, lo cual imposibilitaba desalentar a las empresas con conductas que afectan los derechos que la legislación vigente establece en favor de los consumidores. La ventaja de cambiar el efecto suspensivo a devolutivo el recurso de apelación contra las sanciones de multa del organismo, es que el recurso “no suspende los efectos” y pueda ejecutarse la medida.

A partir de la aprobación de la modificación de la norma, la ley se adecua a estándares de Derechos del Consumidor más elevados como ocurre a nivel nacional y que son recomendados internacionalmente en lo que hace a la protección de usuarios y consumidores.

Además se aprobó una iniciativa de la Legisladora del PRO Carolina Estebarena que modifica el artículo de 757 de la misma Ley y busca alcanzar una mayor celeridad y eficiencia en los deberes impuestos a la Dirección General de Defensa y Protección al Consumidor para la tutela de todos los usuarios y consumidores de bienes y servicios.

Por último, también se aprobó la iniciativa del diputado Daniel Presti del Pro que propone ampliar la leyenda del cartel obligatorio que deben exponer los comercios en el sector de cajas y en las vidrieras informando los derechos que tienen los consumidores frente a la existencia de un saldo remanente a su favor emergente de una devolución de productos.

De igual forma, se requiere la incorporación del texto "Los cambios se efectúan en los mismos días y horarios en los que el comercio atienda al público para ventas. Al momento de efectuarse el cambio o la devolución de productos no perecederos, en caso de existir un saldo a favor del consumidor, el establecimiento está obligado a entregar un comprobante que refleje dicho saldo o su equivalente en dinero en efectivo, a elección del comercio" en los comprobantes de compra.

"Es muy importante esta iniciativa ya que el consumidor se encuentra protegido y no obligado a realizar un gasto imprevisto y no deseado, llevándose el dinero de su saldo a favor o un comprobante que puede utilizar en el período establecido" sostuvo Presti.