27 de junio de 2016   

Presentaron un proyecto para modificar la Ley de Compras y Contrataciones de la Ciudad

La Legisladora Paula Oliveto Lago presentó una iniciativa en la Legislatura porteña que pretende modificar la Ley de Compras y Contrataciones de la Ciudad que anhela dar más transparencia a las operaciones del Estado.

La diputada Paula Oliveto Lago, presidenta del bloque de la Coalición Cívica - ARI, presentó en la Legislatura un proyecto que busca modificar la Ley de Compras y Contrataciones de la Ciudad con el objetivo de "generar mayores condiciones de transparencia"  a los procesos de compras y contrataciones que realiza el Estado porteño.

Se necesita "establecer que el principio general de la contratación del Estado debe ser la licitación pública y que la utilización de otras formas debe ser excepcional y estar sometida a rigurosos límites". indicó la Legisladora.

"Esta iniciativa tiene como fin dar mayor transparencia y control a las compras del Estado, que no es otra cosa que cuidar en qué y cómo se gasta el dinero del pueblo" sostuvo, y continuó: "es necesario que en momentos como éste, cuando vemos destaparse los casos más impactantes de la corrupción del gobierno K, desde el Pro den claras señales que durante su gestión la administración va a ser clara, eficiente y con rendición de cuentas".

Para lograr una mayor transparencia en las compras y contrataciones que realiza el Estado, Oliveto Lago advirtió que "es fundamental la existencia de publicidad adecuada que asegure la máxima concurrencia de ofertas, la mejor comparación, el equilibrio contractual, precios razonables de mercado, control público, todo ello en garantía del interés público".

La Diputada fue muy enérgica al señalar la necesidad de modificar el monto máximo de 975.000 pesos por el cual el Gobierno de la Ciudad o cualquiera de sus dependencias puede realizar contrataciones directas, "es una cifra excesiva para utilizar un tipo de contratación en la que el sector público no tiene control alguno y en el que puede elegir al contratante por su libre voluntad, lo que implica un importante menoscabo a los principios de transparencia" manifestó.

"Es por eso que es necesario cambiar la letra de ese artículo para establecer que la contratación menor sólo puede usarse en aquellos casos en los que la compra no supere los 100.000 pesos y que sólo pueda emplearse sólo dos veces por mes o doce veces anuales, y agregar como exigencia respecto de estos contratos que no puedan tener una duración mayor a un año, ni ser objeto de prórroga ni revisión de precios", concluyó.