9 de junio de 2016   

Fuertes criticas al proyecto que establece vagones exclusivos para mujeres en el subte

El polémico proyecto de ley de la Legisladora Graciela Ocaña que propone destinar vagones en el subte para el uso exclusivo de mujeres recibió duras criticas de Ni Una Menos, Legisladores y hasta el Ministro de Transporte de la Nación

El proyecto de Ley presentado por la Legisladora porteña Graciela Ocaña de Confianza Pública para que los subtes de la ciudad cuenten con vagones exclusivos para mujeres en los horarios pico de los días generó una gran polémica y las críticas no tardaron en llegar.

Integrantes del colectivo #NiUnaMenos manifestaron su rechazo a la iniciativa, primero fue Ingrid Beck que declaró "Suena a otra idea más de aislar a las mujeres en vez de resolver el problema" y apuntó que "La solución es concientizar y hacer campañas de difusión para que no ocurran abusos y que nos eduquemos todos en defender a la mujer que esta siendo acosada, que no sea algo natural".

En tanto, su compañera Marcela Ojeda dijo "Es un despropósito, hacer vagones exclusivos para mujeres no va a lograr que varones no intenten o no quieran abusar de mujeres" y consideró "Es un apartheid pero del 2016, me parece descabellado". Expresó que no cree que el proyecto prospere y reflexionó "Un tipo que quiere abusar o violar a una mujer lo va a hacer en un vagón, en la calle, en el tren o en un helicóptero es indistitnto. Hay que trabajar con medidas más complementarias y superadoras que generar un ghetto".

Por otra parte, el Ministro de Transporte de la Nación Guilliermo Dietrich también se pronunció en contra del proyecto. Ayer, en el programa Intratables conducido por Santiago Del Moro manifestó "No está dentro de mi jurisdicción, pero no estoy de acuerdo. Hay una cuestión cultural que hay que trabajar de raíz, crear conciencia. El problema es el pervertido y los silenciosos. Hay que trabajar con campañas de concientización para que todos nos involucremos".

"El segundo tema es que en el sistema de transporte del área metropolitana hay 12 millones de viajes por día. En el subte hay un millón. Supongamos que el tema es irresoluble, entonces también tenemos que hacer colectivos especiales para mujeres" explicó.

En la Legislatura porteña también se manifestaron en contra de la iniciativa de la Diputada Ocaña, el Legislador Javier Gentilini del Frente Renovador reflexionó: "la propuesta del ‪#‎Femisubte resulta insuficiente: no apunta al problema de fondo y va en detrimento de la promoción de una verdadera igualdad de género; con el mismo criterio, en cualquier situación de concurrencia masiva de público también habría que establecer una separación entre sexos".

"El abuso y el acoso se combaten desde la educación, la protección y el control del Estado" afirmó. "Por otra parte, lo que sí ayudaría a combatir el abuso en el subte y, a la vez, trasladarse más rápido y mejor, es que cada línea contase con más frecuencias, con más trenes y más vagones", sentenció Gentilini.

Paula Oliveto Lago  del bloque Coalición Cívica - ARI advirtió "el tema es que a las mujeres se nos respete, y se respeten nuestros derechos" y reclamó "El Estado no puede seguir poniendo parches, lo que tiene que haber es control". "En una sociedad tienen que convivir hombres y mujeres, y el Estado que actúe como regulador de conducta; estando el Estado en los vagones, pero no separando a las mujeres", concluyó.