30 de abril de 2016   

La justicia levantó la medida que prohibía los boliches y fiestas en la Ciudad

Tras la firma de un acta acuerdo, El juez Lisandro Fastman dejó sin efecto la medida cautelar dictada por el juez Roberto Gallardo que prohibía "toda actividad comercial de baile con música en vivo o música grabada".

El juez Lisandro Fastman, a cargo del juzgado N° 14 en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad  hizo lugar al reclamo de los amparistas y dejó sin efecto la medida cautelar dictada por el juez Roberto Gallardo, que había prohibido "toda actividad comercial de baile con música en vivo o música grabada" dado el "cuadro de impunidad e inexistencia de control estatal".

Durante una audiencia iniciada a las 17.30 con la participación de los amparistas que motivaron el fallo de Gallardo, la fiscalía, el gobierno porteño y la Cámara Empresaria de Discotecas de Buenos Aires, Fastman constató el "común acuerdo" de las partes e hizo "lugar al pedido de suspensión en los términos solicitados".

Estos implican "la ratificación del compromiso asumido por el Gobierno de la Ciudad de no otorgar permisos para la realización de eventos masivos de música electrónica", así como el compromiso de "presentar en autos en el término de 5 días un informe pormenorizado sobre las fiscalizaciones realizadas en el transcurso del mes de abril del año en curso, por la Agencia Gubernamental de Control a los locales bailables".

En tanto, El jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, consideró que la medida del juez Roberto Gallardo que prohibió toda actividad comercial de baile con música en vivo o música grabada en la Ciudad de Buenos Aires por la ausencia de controles oficiales "es un verdadero disparate".

"Si bien nosotros respetamos las decisiones de la Justicia, en este caso no estamos para nada de acuerdo con el accionar del Juez", sostuvo el mandatario en su cuenta de Twitter y continuó "Como Gobierno le estamos mandando a la Justicia un pedido de revocatoria para que hoy mismo se levante la suspensión".

"Por supuesto que nos preocupan las adicciones, pero eso no significa que haya que literalmente cerrar toda la noche", tuiteó Larreta, y finalizó "Hemos suspendido las fiestas electrónicas hasta que las medidas no estén implementadas, pero clausurar la noche es un despropósito".