11 de abril de 2016   

Proyecto de Ley propone multar a quienes fuman al conducir

El bloque del PRO presento un proyecto de Ley en la Legislatura porteña que busque penar con multas de $ 770 a quienes fumen mientras conducen en la Ciudad de Buenos Aires.  Advierten que es riesgoso porque distrae al conductor.

Los legisladores porteños Roberto Quattromano, Daniel del Sol y Cristina García de Aurteneche del Pro presentaron una iniciativa que pretende prohibir a quienes fuman mientras conducen en la Ciudad de Buenos Aires y aplicar una multa de 100 unidades fijas (hoy $770) a quienes incumplan la norma.

Roberto Quatromanno había presentado junto con Cristian Ritondo la misma iniciativa en el años 2014, proponía modificar el Código de Tránsito y Transporte de la Ciudad y añadir un artículo que establezca la prohibición para fumar mientras se conduce. El proyecto perdió estado parlamentario.

"El conductor debe estar atento permanentemente al volante y al tráfico. Cualquier distracción aumenta la posibilidad de accidentes, poniendo en riesgo su vida y la de terceros", explicó Quattromano.

y detalló que "La primera causa de accidentes automovilísticos en el país está relacionada con las distracciones, entre las que se destacan el uso del celular y el cigarrillo. Fumar al manejar es riesgoso, de la misma manera que cualquier otra actividad que implique perder momentáneamente la concentración y, especialmente dejar de mirar hacia adelante".

Por su parte, Cristina García De Aurteneche afirmó que "Conducir un auto es un acto de responsabilidad absoluta y es importante evitar cualquier tipo de distracción".

El proyecto también hace alusión a los peligros de mantener las ventanas abiertas para poder fumar, como que se suelten las brasas del cigarrillo, o al arrojarlo, ingrese encendido nuevamente al vehículo.

Según un estudio de la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria citado por Luchemos por la Vida, los fumadores tienen el doble de incidentes de tránsito que los no fumadores. Encender un cigarrillo demanda un mínimo de 3 segundos, durante los cuales se deja de atender al tránsito y de sostener adecuadamente el volante. Y a 100 km/h, en 3 segundos se recorren unos 82 metros.

Muchos países ya tienen legislación que se prohíbe fumar mientras se conduce, como Reino Unido, Sudáfrica, Australia, Canadá, Brasil, Colombia, Chile e Irlanda, el primer país en no permitir fumar en los lugares cerrados. En Argentina, la provincia de Córdoba tiene una ley similar.