14 de marzo de 2016   

Proyecto de ley propone reducir la graduación alcohólica para los conductores

La iniciativa es del Legislador Claudio Palmeyro, Presidente de la Comisión de Tránsito y Transporte de la Legislatura, y propone reducir el límite permitido de alcohol en sangre de los conductores de 0,5 gramos por litro de sangre a 0,2. 

El Diputado Claudio Palmeyro del bloque Sindical Peronista presentó un proyecto de ley en la Legislatura de la Ciudad que propone modificar el Código de Tránsito y Transporte de la Ciudad, para que se prohíba "conducir cualquier tipo de vehículo cuando su conductor mantuviere presencia de alcohol en sangre, cualquiera que fuere su graduación".

Aunque la norma especifica que "sin perjuicio de ello, no deberá instruirse sumario administrativo o judicial cuando la medición de graduación de alcohol en sangre en el conductor no supere los 0,2 gramos de alcohol por litro de sangre, en atención a los falsos positivos que pudieren verificarse hasta esa graduación".

El titular de la Comisión de Tránsito y Transporte explicó que "se propone la prohibición de ingesta de alcohol previa o durante la conducción a conductores vehiculares, cualquiera sea su graduación, estableciendo así con claridad la incompatibilidad entre beber alcohol y conducir", aunque también señaló que "una tasa de 0,0 a partir de la cual comienza la imputación de faltas, solo provocará una multiplicidad de falsos positivos ocasionados por ejemplo por la ingesta de vinagre con una ensalada".

En ese sentido, el Diputado Palmeyro aseguró que "el alcohol es incompatible con la conducción, pero el interés estatal debe estar puesto en perseguir las alcoholemias y no en atestar el sistema con inculpados por conductas ajenas al consumo de alcohol, con tasas inferiores a 0,2 gr/l".

"Complementariamente cuando, como producto de los controles de alcoholemia, se evidenciaren resultados de alcohol en sangre superiores a 0,5 gr/l o, ante la negativa del conductor a realizárselos, se propone la remoción del vehículo, a fin de imposibilitar la consecución de una conducción que pudiere resultar riesgosa", dispone el proyecto de ley.

Asimismo, el legislador del bloque Sindical Peronista propone desarrollar una campaña de concientización "procurando lograr un cambio de conducta en los conductores, que disminuya la siniestralidad vial, antes que aumentar la cantidad de infractores, planteando en forma concordante una plazo prudencial antes de la vigencia efectiva de la modificaciones propuestas".

Por último, agradeció a las numerosas asociaciones de familiares de víctimas de la siniestralidad vial, quienes colaboraron activamente en la elaboración del proyecto.