5 de febrero de 2016   

Los docentes porteños rechazaron el 22% de aumento propuesto por el Gobierno de la Ciudad

En la reunión que mantuvieron ayer con el Ministerio de Educación de la Ciudad, Los gremios docentes rechazaron el aumento salarial del 22% en cuatro tramos planteado por el gobierno, lo consideraron "insuficiente".

En lineamiento con lo dispuesto por el Gobierno Nacional de negociar salarios con aumentos de entre 20% y 25%, El Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires le propuso a los 17 gremios que representan a los docentes porteños un incremento salarial del 22% en cuatro tramos, la cual fue rechazada por "insuficiente" y las negociaciones se retomaran el 16 de febrero.

La de ayer, fue la primera convocatoria de la paritaria docente de la Ciudad y fue presidida por la Ministra de Cultura porteña, María Soledad Acuña, La reunión duró alrededor de una hora y participaron representantes de los 17 gremios docentes, el Secretario General de la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE), Eduardo López, su par de Ademys, Jorge Adaro y Frutto de UDA, entre otros.

López fue muy crítico con la propuesta "El ofrecimiento del gobierno de la Ciudad es insuficiente y así empiezan con conflictos las clases porque el ofrecimiento es por debajo de lo que marcó el gobierno nacional".

El gremialista también comentó que "Propusimos que el salario inicial para el maestro sea de 11.500 pesos y para el de jornada completa 23.000 pesos", y expresó que se trata de "un aumento igualitario, desde enero, con monitoreo permanente por si se dispara la inflación".

De todas formas, La Ministra de Educación María Soledad Acuña expresó su confianza de que las clases en la Ciudad comenzarán en la fecha estipulada y recordó que "hemos logrado que las clases siempre empiecen a término en los últimos 8 años, porque todos ponemos por delante la educación y lo que los chicos necesitan".

Pese a la falta de acuerdo, Acuña catalogó el encuentro como positivo y destacó que "más allá de los números que es lo que les preocupa a los representantes gremiales hablamos también de otras cuestiones importantes como las condiciones laborales" y continuó "Fue un buen encuentro, aunque obviamente hay que seguir trabajando, por eso tendremos una nueva reunión el próximo 16 de febrero para seguir conversando".

Para justificar la propuesta, la titular de la cartera de educación aseguró que la inflación va a bajar en la segunda mitad del año según lo prevé el gobierno nacional. Además, la funcionaria precisó "Hoy un docente por jornada simple como salario de inicio cobra arriba de los 8 mil pesos y nosotros estamos proponiendo llevarlo por arriba de los 10 mil pesos".

Si bien la Ministra admitió que "hoy los números que tenemos son éstos, vamos a seguir hablando para ver cómo podemos acercarnos, ya que ellos piden un adelanto que empiece en enero y lo vamos a estudiar".

El secretario general de Ademys, Jorge Adaro, manifestó que "La propuesta del Ministerio de Educación dista mucho de lo que creemos los gremios que debe ser el porcentaje de aumento para este año", y agregó "esta oferta, más la situación similar que se está viviendo en la provincia de Buenos Aires, ponen el duda el inicio de clases en estos distritos y a nivel nacional" previsto para el 28 de febrero. 

Para finalizar, López consideró que la propuesta salarial "no tiene en cuenta el actual contexto inflacionario disparado por las medidas del gobierno nacional en relación a la devaluación y la eliminación de subsidios y retenciones".