19 de enero de 2016   

La Legislatura aprobó el traspaso de la Policía Federal a la Ciudad

Tras un arduo debate, la Legislatura porteña aprobó ayer por 39 votos positivos, 3 negativos y 11 abstenciones  el convenio de traspaso de 20.000 oficiales de la Policía Federal a la orbita de la Ciudad de Buenos Aires.

La Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires convalidó ayer en sesión extraordinaria el convenio de traspaso de personal, bienes y funciones de la Policía Federal a la orbita porteña. El resultado de la la votación fue de 39 votos positivos, 3 negativos y 11 abstenciones. También fue aprobado el proyecto que autoriza al Poder Ejecutivo a realizar las ampliaciones y reasignaciones presupuestarias necesarias para realizar el traspaso.

El ejecutivo de la Ciudad contó 39 votos positivos que garantizaron la aprobación del convenio y provinieron del las bancas del Pro y el interbloque ECO, los legisladores del Frente para la victoria optaron por abstenerse de votar mientras que los legisladores del bloque del Frente de Izquierda y los Trabajadores votó en contra con fuertes críticas al proyecto.

La ley, proveniente del convenio aprobado ayer establece que a partir de ahora "la Ciudad asume todas las funciones y facultades de seguridad en todas las materias no federales para ser ejercidas en el ámbito local, mientras que el gobierno nacional conservará las estructuras y el personal para ejercer funciones de seguridad federal en el ámbito de la ciudad autónoma",

También la norma dictamina que "La transferencia será materializada de manera gradual y progresiva, ordenada en dos etapas: de transición y de consolidación", y que la transición será en el plazo de un año "que podrá ser prorrogado por las partes, de común acuerdo". Luego vendrá la etapa de consolidación "por el plazo que al efecto las partes establezcan".

La Ciudad recibirá "la totalidad del personal, organismos, funciones, competencias, servicios y bienes de las Superintendencias de Seguridad Metropolitana". Por otro lado, los agentes transferidos conservarán su nivel escalafonario, antigüedad, remuneración, derechos previsionales y cobertura social.

"La Nación asume los juicios pendientes y aquellos iniciados con posterioridad pero por causas anteriores a la fecha del Convenio", y también se hará cargo de las deudas. El convenio suscripto manifiesta lograr "fortalecer el sistema federal" y colocar al ciudadano de la Ciudad "en un pie de igualdad con los habitantes del resto del país".

El diputado del PRO, Roberto Quattromano manifestó  que "la inseguridad es un tema de todos, y debemos combatirla y vencerla entre todos". que  "El traspaso de la Policía Federal al Gobierno porteño demuestra la necesidad del trabajo conjunto con Nación, al que durante años se negó el kirchnerismo".

En ese sentido, el compañero de bloque Daniel Del Sol sostuvo "Estamos cumpliendo con una deuda que asumimos durante la campaña electoral del presidente Mauricio Macri". y agregó: "Hoy damos un paso adelante por la seguridad de todos los porteños y eso es algo para celebrar".

Luego, Quattromano concluyó "Se trata de una medida que debió ser tomada hace años, pero fue impedida por la mezquindad política y la insensibilidad del gobierno K. Sin dudas es otro de los temas en los que la sociedad pidió un cambio, y que ahora, orgullosamente, estamos haciendo realidad".

Roy Cortina, diputado de Partido Socialista (ECO) destacó el voto a favor "porque hemos jerarquizado ser consecuentes con nuestro reclamo histórico de una Ciudad con plena autonomía" y como "inadmisible que los porteños no pudiéramos controlar y conducir a nuestra propia fuerza de seguridad".

Por su parte, el diputado Roy Cortina del Frente de Izquierda de los Trabajadores, único bloque opositor al convenio, criticó "Con tratamiento exprés, el PRO pretende más control de las calles para blindar el ajuste".

En tanto, Marcelo Ramal sostuvo "Transfieren la Federal de los 480 casos de gatillo fácil del 83 hasta hoy y los lazos con el crimen organizado" y además afirmó que a través de la aprobación del convenio "la Ciudad se hace cargo de un paquete tóxico, que apunta a reforzar un orden represivo de cara al ajustes, a los despidos y a la negación del derecho a la educación y la salud públicas".

Desde el Frente para la Victoria expresaron que previo a la sesión extraordinaria "estaba la intención de acompañar el traspaso", pero que la inclusión del proyecto del ley 2603, cambió su posición y el bloque se abstuvo de manera unánime.

Ese proyecto dictamina un reordenamiento de las partidas para solventar los gastos del traspaso "algo totalmente distinto a lo que habíamos acordado en las negociaciones previas" afirmó la legisladora María Rosa Muiños a la agencia de noticias Telam, y añadió "Nos aseguraron que los recursos para el primer año de transición iba a ser financiado por la Nación y que el tema de la administración iba a ser un segundo paso".

También, la Vicepresidenta 2da de la cámara aseguró que "la escalada de violencia institucional de las últimas semanas, que va desde la utilización de un DNU para designar ministros de la Corte hasta la detención de Milagro Sala, complicó más poder mantener esta posición".

El bloque del Frente para la Victorio emitió un comunicado de de prensa en el cual explica que se "propuso postergar esta sesión extraordinaria hasta que estén dadas las condiciones para un diálogo político genuino que nos permitan iniciar un traspaso ordenado, transparente y con un fuerte control parlamentario (a través de una Comisión de Seguimiento) y ciudadano (con la participación de organizaciones de Derechos Humanos y familiares de víctimas de la violencia institucional)".

Un minuto de silencio por el fiscal Alberto Nisman

Al comienzo de la sesión extraordinaria, los diputados de la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires hicieron un minuto de silencio de pie en homenaje a la memoria del fallecido fiscal Alberto Nisman tras cumplirse el primer año de su muerte.