18 de enero de 2016   

Ocampo brindó información acerca del traspaso de la Policía Federal a la Ciudad

El Ministro de Justicia y Seguridad de la Ciudad se reunió con los distintos jefes de bloques opositores de la Legislatura porteña y le brindó información convenio de transferencia de una parte de la fuerza a la Ciudad. 

El Ministro de Justicia y Seguridad de la Ciudad de Buenos Aires, Martín Ocampo, tuvo con los Jefes de bloques opositores de la Legislatura porteña la primera de una  una serie de reuniones que mantendrá el funcionario para informar sobre los alcances del convenio de transferencia de una parte de la Policía Federal al ámbito de la Ciudad.

Acerca del encuentro con los legisladores opositores, Ocampo se retiró satisfecho y aseguró que la reunión "fue muy buena". El funcionario manifestó que recibió "muchas propuestas y una mirada abierta a entender lo que significa para la Ciudad de Buenos Aires tener todo el manejo de la seguridad de sus vecinos" y que los ve "entendiendo la dimensión que significa para la Ciudad este tema y el grado de compromiso institucional que se requiere”.

El Ministro porteño afirmó que "el primero de los trabajos" es realizar el "trámite institucional que significa partir la Policía Federal Argentina en funciones que hacía de policía federal y de policía local".

También aseguró que se están planteando “dos procesos. Hay un proceso de transición y otro de consolidación”,  acerca de la transición explicó que "supone la participación de dos policías, la policía Federal transferida y la policía Metropolitana, cada uno con sus régimen jurídico, por lo cual, el régimen jurídico de los policías transferidos va a seguir siendo el mismo".

El ministro detalló que esto "tiene también que ver con la Ley Cafiero, que en su artículo 11 se refiere que cuando se traspasen al ámbito de las provincias, en este caso es al ámbito de la Ciudad de Buenos Aires, tienen que ser garantizados los derechos a los agentes".

El titular del Ministerio de Seguridad y Justicia especificó que son alrededor de 20.000 los efectivos federales que pasaran al ámbito de la ciudad y que sobre su financiamiento expresó "estamos trabajando con el Gobierno nacional en una ecuación en la que ninguno pierda, o ninguno gane, como se quiera decir. Esto significa que aquellos fondos que la Nación destinaba a la prestación del servicio de seguridad en la Ciudad de Buenos Aires van a ser transferidos a la Ciudad para poder solventar los gastos de los agentes transferidos" y sostuvo que la cartera de hacienda de Nación y Ciudad están trabajando para lograr el "mejor mecanismo" de financiamiento a largo plazo.

En cuanto a los tiempos de de la transferencia, Ocampo dijo que "un año como tiempo de transición, un tiempo estimativo y prudencial como para que nosotros podamos empezar el camino hacia la construcción de una nueva fuerza de seguridad en la Ciudad".

Acerca de la postura frente a aquellos oficiales de la Policía Federal que tengan causas penales por violación a los Derechos Humanos, Ocampo afirmó que "la única postura que tiene que tener un ministro de Justicia de cualquier gobierno es la de respetar la ley" y agregó "si hay causas la justicia tiene que investigar. Nosotros vamos a participar en todo lo que nos requiera el sistema judicial de la Nación o la Ciudad de Buenos Aires para que esas causas avancen en el sentido que tengan que avanzar y aquellos que son responsables en delitos de lesa humanidad tienen que pagar como cualquier hijo de vecino. No se trata de que sean policías o no lo sean sino se trata de que esos delitos tienen que encontrar responsables y condenas, y cuando lleguen las condenas nosotros las vamos a aplicar, como corresponde".