1 de diciembre de 2015   

Declararon "el fileteado porteño" como Patrimonio de la Humanidad

El Comité Intergubernamental para la Salvaguarda de la Unesco aceptó la postulación Argentina y  resolvió incluir a la técnica pictórica del  "Filete porteño" como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

El fileteado porteño es un estilo artístico de pintar y dibujar que se caracteriza por líneas que se convierten en espirales, colores fuertes, el uso recurrente de la simetría, efectos tridimensionales mediante sombras y perspectivas, y un uso sobrecargado de la superficie.

Nació en la ciudad de Buenos Aires a fines del siglo XIX como un sencillo ornamento para embellecer carros de tracción animal que transportaban alimentos. Al paso del tiempo se convirtió en un arte pictórico propio de la ciudad porteña, hasta tal punto que se transformó en el emblema iconográfico que mejor representa a la ciudad.

En el año 2006 la Legislatura porteña declaró al fileteado como Patrimonio Cultural de la Ciudad de Buenos Aires y en 2014 presentó una postulación ante la Unesco para sumar el filete porteño a la Lista Representativa de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

El Comité Intergubernamental para la Salvaguarda de la Unesco que se encuentra reunido desde ayer en Windhoek, Namibia, declaró hoy al fileteado porteño declarado Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

La Unesco señaló "El filete porteño de Buenos Aires es una técnica pictórica tradicional que combina los colores vivos con estilos tipográficos específicos. Sus realizaciones se pueden contemplar en autobuses urbanos, camiones y señalizaciones de tiendas y almacenes".

"Sus imágenes incorporan elementos de carácter social o religioso y la temática popular de éstas comprende, entre otras, representaciones de santos y personalidades políticas admiradas, así como de estrellas musicales e ídolos deportivos. A veces, las imágenes van acompañadas de dichos y refranes" agregó.

Para finalizar, el organismo aceveró que dicha expresión de arte "ha llegado a ser parte integrante del patrimonio cultural de la ciudad".

El Ministro de Cultura de la Ciudad Hernán Lombardi expresó al diario Clarín que "El mérito es de los fileteadores" y agregó "El filete tiene que ver con lo único e irrepetible de Buenos Aires, este arte alrededor de los mercados de principios de siglo".

Ahora el Gobierno de la ciudad deberá comprometerse con una serie de medidas de salvaguarda que serán anualmente evaluadas por la Unesco y así garantizar pautas para proteger la actividad y el trabajo de los fileteadores.