3 de noviembre de 2015   

Tres oficiales de  la Policía Metropolitana van a Juicio por "apremios ilegales"

La Justicia de la Ciudad confirmó que los tres policías de la fuerza metropolitana deberán someterse a juicio oral por agredir a un ciudadano indigente en las inmediaciones del Obelisco.

La Cámara del Crimen de la Ciudad integrada por Marcelo Lucini, Mario Filozof y Luis Bunge Campos, rechazó  un "recurso extraordinario" presentado por la defensa de los policías Hugo Ricardo De Luca, Luciano Bernardo Gabriel Farina y Fernando Américo Melgarejo, acusados de agredir a un hombre en situación de calle a metros del Obelisco.

El hecho ocurrió en la mañana del 13 de septiembre de 2011, ese día,  Jonathan David Valiente se encontraba durmiendo en la plazoleta situada en la calle Cerrito, entre Córdoba y Viamonte cuando los tres efectivos de la Policía Metropolitana lo despertaron propiciándole una feroz golpiza, todo el hecho quedó registrado por un juez que logró filmarlo con el celular.

Los camaristas resolvieron rechazar el planteo de los imputados para que la Cámara Nacional de Casación Penal revierta el fallo por el que los uniformados procesados por "apremios ilegales" deben ir a juicio oral, afrontando un delito que tiene hasta 6 años de prisión. Sobre los mismos cae también un embargo de 50 mil pesos.

La prueba principal de la causa es la filmación de la agresión obtenida por el juez en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad Víctor Rodolfo Trionfetti, quien fue testigo principal de la causa. Posee su despacho a metros de donde ocurrió el hecho.

Según consta en el expediente, "Cuando se colocaba las zapatillas para levantarse, uno de ellos lo golpeó en su ojo provocando que cayera al suelo. En esa ocasión, uno de esos agentes se tiró encima suyo, apoyando la rodilla en su pecho y comenzó a golpearlo con el puño en el rostro. Luego se acercaron dos más, y le pegaron patadas en todo el cuerpo. Tras ello lo dieron vuelta, lo pusieron boca abajo y continuaron con la golpiza".

A Valiente le iniciaron una causa penal por el presunto delito de "resistencia a la autoridad", de la cual fue sobreseído.