1 de octubre de 2015   

La justicia ordenó donar la ropa incautada en un taller clandestino

El Juzgado en lo Penal, Contravencional y de Faltas Nro. 6 resolvió que se donarán los 290 bultos de ropa incautados en un allanamiento a un taller clandestino de Flores a una fundación que asiste a personas en situación de calle.

El juez Santiago Otamendi a cargo del Juzgado Penal, Contravencional y de Faltas Nro. 6 de la Ciudad de Buenos Aires resolvió condenar a un hombre de nacionalidad coreana a pagar una multa de 7000 pesos por "haber violado una clausura impuesta por una autoridad administrativa" en el año 2008 luego de constatarse que en el domicilio del barrio de Flores funcionaba un taller textil clandestino.

En la sentencia se lee que el imputado reconoció todos los hechos por los cuales la fiscalía impulsó la acusación, que se resolvió con un acuerdo de juicio abreviado entre la defensa y el Ministerio Público Fiscal.

En el allanamiento efectuado se pudo verificar la presencia de personas trabajando y los elementos necesarios para desarrollar una actividad textil, lo que certifica que se estaba desplegando actividad comercial, a pesar de la clausura impuesta en el 2008 por la Dirección General de Fiscalización y Control.

El Juez solicitó condenar al pago de la multa de 7000 pesos y el comiso de 290 bultos de sweateres e hilos y dispuso dispuso la entrega de los 290 bultos a la Fundación El Pobre de Asís que brinda asistencia a personas en situación de calle.