10 de setiembre de 2015   

Gustavo Vera denunció que en Flores viven 2.200 chicos en talleres clandestinos

El diputado por Bien Común y titular de la fundación La Alameda denunció que existen alrededor de 2.200 niños viviendo en 350 talleres textiles clandestinos en el barrio porteño de Flores.

Gustavo Vera junto a delegados de gremios docentes y costureros brindaron una conferencia de prensa en la Legislatura de la Ciudad en la cual detallaron la realidad en la que se ven inmersos los niños que viven junto a sus padres en talleres textiles clandestinos.

En la conferencia también se hicieron presentes Elsa Vincová y Alejandra Bellini, docentes separadas de su cargo por Esteban Bullrich, Ministro de Educación de la Ciudad de Buenos Aires, luego de conocerse la muerte de Agustín Marrero de cinco años, fallecido tras recibir una brutal golpiza de su padrastro.

La Fundación Alameda, del cual Vera es titular, realizó una investigación acerca del funcionamiento de talleres clandestinos en el barrio, "Este trabajo muestra que en un radio de 20 cuadras hay 348 talleres clandestinos, con entre cinco y ocho chicos promedio viviendo allí, frente a lo cual la Agencia Gubernamental de Control y la subsecretaría de Trabajo porteño no hicieron nada", aseguró el Diputado y denunció que esto sucede "porque hay una connivencia".

Gustavo Vera también hizo referencia a la importancia de los docentes para los niños que viven bajo estas circunstancias y reclamó "el Gobierno de la Ciudad tiene que reparar la medida que tomó de desplazar a las docentes del jardín" y debe "aumentar el presupuesto para acompañar la tarea de los docentes, que es mucha, frente a los talleres clandestinos".

Olga Cruz Ortiz es una costurera de la fundación presente en la investigación y contó "los niños cuyos padres trabajan en los talleres duermen ahí, respiran el polvillo del lugar y están mal alimentados porque ellos no reciben comida, solo los adultos, que tiene que compartirla con sus hijos".

Fidel Daza Castellanos, también costurero,  hizo fuerte hincapié en el desarrollo social de los chicos "no tiene la posibilidad de salir a jugar a un patio, sino que viven encerrados y eso es muy doloroso, por eso pedimos al Gobierno de la Ciudad que no permitan que sigan ocurriendo este tipo de cosas".