2 de septiembre de 2015   

La Defensoría reclama que la información en las estaciones de subte sea más precisa

La Defensoría del Pueblo de la Ciudad presentó en la Legislatura porteña un proyecto de ley en el cual establece que haya en todas las estaciones del subterráneo más información y más precisa.

El proyecto de Ley presentado en la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires por Alejando Amor, titular de la Defensoría del Pueblo de la Ciudad, dispone que se exhiba en todas las estaciones del subte "información cierta, adecuada, precisa, clara, detallada y actualizada" en lo que respecta a horarios de arribo de las formaciones. El objetivo de fondo de la iniciativa, que de ser aprobada necesita de una modificación en el Código de Tránsito y Transporte, es garantizar la accesibilidad a las personas con capacidad reducida.

La iniciativa dispone que deben exhibirse los horarios del primer y último tren de cada cabecera, tiempo de duración del viaje e intervalo entre formaciones con sus distintas variaciones ya sea por el día la semana o período del año. La información tiene que estar a disponibilidad de los usuarios en accesos, ascensores, vagones, boleterías y los dispositivos informáticos que dispone el subterráneo.

En los fundamentos del proyecto, el organismo detallló "no disponer de información precisa acerca de su funcionamiento propicia que los usuarios ingresen en áreas de las que después no podrán egresar si los dispositivos emplazados a nivel de andenes y/o boneterías no funcionan. Por ello, aparte de figurar la información en los carriles de comunicación ordinarios, es imprescindible que se haga pública antes de que el usuario con movilidad reducida ingrese en un circuito que lo deje atrapado" y "permitirá a los usuarios con movilidad reducida elegir libremente la forma de viajar con seguridad y autonomía".

El proyecto, además de la cantidad de la información, es muy explicito solicitando certeza y precisión,  en las líneas B y D funciona en los andenes el sistema "próximo tren" que anuncia en tiempo faltante hasta la llegada de la siguiente formación, por experiencia propia, puedo asegurar que el sistema en la estación Catedral, una de las cabeceras de la línea D, falla muy seguido, es muy común también, ver salir formaciones vacías que se detendrán por primera vez en la estación 9 de julio. Ejemplos como estos hay muchos y resulta muy difícil creer en la veracidad de la información brindada por la empresa concesionaria del servicio.