4 de agosto de 2015   

Se realizó un homenaje a Rodolfo Ortega Peña a 41 años de su asesinato

La mañana del lunes 3 de agosto se descubrió una placa de la Legislatura porteña en homenaje al diputado, militante popular, escritor y abogado defensor de presos políticos, Rodolfo Ortega Peña, quien fue asesinado por la Triple A en 1974. El proyecto fue impulsado por el Diputado Fernando Muñoz.

El homenaje se realizó en la esquina de Carlos Pellegrini y Arenales, lugar exacto donde Ortega Peña fue acribillado hace 41 años. De acuerdo con el proyecto de resolución aprobado por unanimidad el 16 de julio, la placa de mármol contiene la siguiente leyenda: “En esta esquina fue asesinado por la Triple A el Diputado Rodolfo Ortega Peña, el 31 de julio de 1974. Homenaje de la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. 31 de julio de 2015”.

Fueron oradores del acto Ramiro Ortega Peña (hijo de Rodolfo); el Dr. González Gerland amigo y referente de la Gremial de Abogados de aquellos años; el luchador y abogado Dr. Hipólito Solari Yrigoyen; el Diputado Jorge Taiana y el Diputado Fernando Muñoz, quien cerró el acto destacando la ejemplaridad de la conducta de Ortega Peña y el compromiso de este enorme militante con los trabajadores y el pueblo.

Además, estuvieron presentes en el homenaje la hija de Rodolfo Ortega Peña, Mariana Ortega Gómez; los Legisladores Edgardo Form, Gabriel Fucks y “Quito” Aragón; el hermano de Eduardo Luis Duhalde, Marcelo Duhalde, junto con su hijo Dr. Mariano Duhalde; el luchador Vicente Zito Lema; el historiador Pacho O'Donnell; los escritores de la biografía de Rodolfo Ortega Peña “La Ley y las Armas”, Felipe Celesia y Pablo Waisberg; el Secretario Ejecutivo del Archivo Nacional de la Memoria, Carlos Lafforgue, junto con organismos de DD.HH., delegaciones de ATE, del sindicato Gráfico, del Sindicato de Farmacia y compañeros de fábricas recuperadas.

Rodolfo Ortega Peña, un defensor a ultranza de las causas populares.

Rodolfo Ortega Peña nació el 10 de septiembre de 1935. Fue una de las más altas expresiones de la actividad intelectual vinculada al compromiso político en la década del ‘70. En sus comienzos, fue militante de la Federación Juvenil Comunista y a través de la revista partidaria “Mar Dulce” conoció a su maestro Juan José Hernández Arregui.

Durante las dictaduras militares de Onganía, Levingston y Lanusse -1966 a 1973- fue abogado de presos políticos y activistas sindicales. Su ideología política era muy cercana al Peronismo de Base. En noviembre de 1972, formó parte de la comitiva que trajo de regreso a Juan Domingo Perón a la Argentina, luego de 17 años de exilio.

Cuando asumió como Diputado de la Nación, el 13 de marzo de 1973, tuvo la valentía de jurar su cargo con la consigna de las organizaciones revolucionarias peronistas, aquella que decía: “La sangre derramada jamás será negociada”. Se separó del bloque justicialista que negociaba día a día todas las banderas históricas del peronismo y conformó un bloque unipersonal, que denominó “de Base”. Con el único fin, como dijo en esa ocasión: “de ser fiel al mandato popular del peronismo, convencido de que primero está la patria, luego el movimiento y por último los hombres”.

Fue asesinado por la Triple A, en pleno centro de la Ciudad de Buenos Aires – Arenales y Carlos Pellegrini -, el 31 de julio de 1974. Tenía 38 años. Lo acompañaba su esposa, Elena Villagra, que sufrió una herida de consideración: una bala le atravesó la boca; pero pudo sobrevivir. Su velatorio fue en el local central de la Federación Gráfica Bonaerense, entidad en la había sido abogado en los años más duros.