24 de junio de 2015   

Se deberán realizar nuevas obras en la Línea B por la mala instalación de la catenaria

El informe entregado por un auditor español contratado por Subterráneos de Buenos Aires (Sbase) dictamina que la catenaria rígida fue mal instala en tres tramos y produjo roturas en las formaciones usadas CAF6000 compradas al Metro de Madrid.

La empresa Subterráneo de Buenos Aires contrato un auditor proveniente de España para recorrer la Línea B y verificar las obras realizadas  para el correcto funcionamiento de las formaciones CAF6000 usadas que se compraron al Metro de Madrid.

El informe realizado por el auditor fue terminante, hay tramos en los que la catenaria (sistema de alimentación) fue mal instalada y se debía realizar nuevas obras para que los CAF6000 puedan circular. Los sectores que se encontraron dichos errores fueron en los entrepisos de Tronador y Los Incas, que coincide con los lugares denunciados el año pasado por inconvenientes con la altura.

Según la palabra de un ingeniero con experiencia “En una vía mal mantenida, pésimamente mantenida como la del subterráneo, no asentada sobre hormigón sino sobre balasto, la catenaria flexible funciona bien. También el tercer riel, al estar amurado a los durmientes, sigue las ondulaciones e imperfecciones de la vía y no genera problemas de contacto”.

Jorge Pisani, delegado gremial conto a Diario Z “Durante las pruebas ya se rompieron tres pantógrafos de los CAF 6000, que chocaron con las catenarias. Esto se debe a que las catenarias nuevas no están bien instaladas”.