19 de junio de 2015   

Niños hasta 12 años deberán usar dispositivos de seguridad en los asientos traseros de los autos

La Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires sancionó pasado 18 de junio la ley que obliga a utilizar dispositivos de seguridad en los asientos traseros de los autos para niños hasta 12 años de edad o una altura inferior a 1,5 mts.

La iniciativa del Diputado Claudio Palmeyro (SP) fue aprobada en sesión ordinaria por la Legislatura porteña ayer con 49 votos positivos, la ley modifica el  Código de Tránsito y Transporte de la Ciudad de Buenos Aires y estipula la obligación de utilizar dispositivos de seguridad para niños hasta 12 años o una altura menos a 1,5 mts en los asientos traseros de los autos. También se subió de 10 a 12 años la prohibición para que los chicos viajen en el asiento delantero del vehículo.

La Lay que había obtenido dictamen de la Comisión de Tránsito y Transporte modifica el Código de Tránsito y Transporte de la ciudad de Buenos Aires en los incisos c), del Art. 5.2.4 y b) del artículo 6.1.3.

 En relación a las medidas de seguridad para el asiento trasero, cuando el pasajero sea menor de 12 años o con una altura inferior a 1,50 m debe utilizar, diferentes tipos de butacas adaptables a los niños disponibles en Argentina, sistemas o dispositivos de retención infantil correspondiente a su peso y/o altura debidamente homologado que cumpla los requisitos establecidos en cualquiera de las siguientes las normas: IRAM 3680-1 y 3680-2 (Argentina), FMVSS213 (Estados Unidos), UNECER44/04 (Unión Europea), AS/NZS 1754 (Australia y Nueva Zelanda), INMETRONBR 14.400 (Brasil). Las normas extranjeras fueron incorporadas hoy al Código de Tránsito. En tanto, continúa vigente la prohibición de transportar bebés o niños en brazos en los asientos delanteros.

Entre los fundamentos del dictamen los diputados subrayaban que “la problemática de los niños en el tránsito es el eje de la campaña mundial y oficial para la Tercera Semana Global de la Seguridad Vial de las Naciones Unidas” que se realizó en mayo de este año.

El conductor/a, titular o responsable del vehículo que no cumpla con esta ley será sancionado con una multa de 100 unidades fijas (siendo una UF el equivalente al precio de 1,5 litros de nafta de mayor octanaje) o la asistencia a un curso sobre la importancia del uso de los Sistemas de Retención Infantil dictado por la Autoridad de Aplicación del Código de Tránsito y Transporte o por quien se encuentre delegado por esta.