9 de junio de 2015   

La ciudad deberá indemnizar al propietario de un auto dañado por la caída de un árbol

Por el hecho ocurrido el 17 de diciembre de 2010 en el barrio de Villa Crespo, el gobierno porteño deberá indemnizar al dueño de un vehículo que se encontraba estacionado y fue aplastado por un árbol.

El juez Francisco Ferrer, jefe del juzgado 25 en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad de Buenos Aires, hizo lugar en forma parcial a la demanda presentada por el damnificado. En el  fallo, el magistrado porteño apeló a la "responsabilidad de la administración comunal", debido que "el arbolado público en mal estado es consecuencia de la omisión ilegítima del Ejecutivo local de sus obligaciones de mantenimiento y conservación".

El Juez Ferrer dio por probado el hecho ocurrido el 17 de diciembre de 2010 cuando un árbol ubicado sobre la calle Padilla cayó sobre el automóvil en el momento que este se encontraba estacionado y alegó que el siniestro ocurrió por "el actuar negligente de la Administración, quien omitió controlar el estado del espacio público, específicamente del arbolado de la calle Padilla 752, obligación que se encuentra a cargo de los órganos del Gobierno de la Ciudad".

Así, el funcionario judicial ordenó al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires a indemnizar al propietario del automovil involucrado con la suma de 38.950 pesos más intereses "por daño material y privación de uso del vehículo".