16  de abril de 2015   

La creación de Ferrocarriles Argentinos Sociedad del Estado ya es Ley

Acompañado por el amplio respaldo de bloques opositores y sin modificaciones, el Senado, con 53 votos a favor y 2 en contra convirtió en Ley el proyecto que crea Ferrocarriles Argentinos Sociedad del Estado. 

La administración de los ferrocarriles ya es patrimonio del Estado Nacional, la empresa Ferrocarriles Argentinos Sociedad del Estado será la unión de todas las empresas estatales ferroviarias (ARHF, ADIF, SOFSE y el Belgrano Cargas).

El Senado de la Nación aprobó el proyecto de Ley con el apoyo de casi toda la oposición, 53 votos a favor y 2 en contra, solo Pino Solanas y Norma Morandini no acompañaron. La aprobación de la Ley fue prácticamente un trámite sencillo, el martes pasó el martes por la comisión de Transporte del Senado y ayer miércoles fue votado en el recinto con un alto nivel de consenso.

Florencio Randazzo, Ministro del Interior y Transporte de la Nación señaló “hoy es un día histórico para el transporte ferroviario”, "es la recuperación de los Ferrocarriles Argentinos" y "un proyecto que consolida un proceso de recuperación iniciado hace dos años y medio por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner".

El funcionario nacional estuvo presente en el recinto para la sanción de la Ley, "La posibilidad de que vuelva al Estado la administración de las vías es algo muy importante", declaró el Ministro, y agradeció "al resto de los bloques de la oposición, que en una actitud de enorme madurez han acompañado la medida". Para finalizar, Randazzo expresó "Estamos pensando en el futuro de los argentinos, estamos devolviendo el sistema ferroviario; que tuvo tanto que ver con el crecimiento y el desarrollo de nuestros pueblos".

El proyecto de Ley proveniente del Ejecutivo Nacional previamente aprobado en el Congreso Nacional, fue apoyado, además del Frente para la Victoria y sus aliados, por la Unión Cívica Radical, el PRO y el Peronismo Federal entre otros. Proyecto Sur y el Frente Cívico de Córdoba fueron los 2 únicos votos en contra.

La Ley declara de “Interés Público Nacional” y “objetivo prioritario de la República Argentina” a la “política de reactivación de los ferrocarriles de pasajeros y de cargas”, y busca la “renovación y el mejoramiento de la infraestructura ferroviaria” y la “incorporación de tecnologías y servicios que coadyuven a su modernización”.

También le otorga al Estado la "plena administración de la infraestructura ferroviaria en todo el territorio nacional", con potestad para "desafectar bienes, rescatar, reconvenir o renegociar contratos de concesión suscriptos con Nuevo Central Argentino, Ferroexpreso Pampeano, Ferrosur Roca, Metrovías y Ferrovías”.

Además, Se establece la "modalidad de acceso abierto a la red ferroviaria nacional" para la operación de los servicios de carga, de modo que "cualquier operador ferroviario pueda transportar carga con origen y destino en cualquier punto de la red, independientemente de quién detente la titularidad o tenencia de las instalaciones (en esos puntos de carga o destino)".

El texto no sufrió modificaciones y se votó tal cual se aprobó en la Cámara de Diputados de la Nación, así el proyecto se convirtió en Ley y se evitó que vuelva a la cámara baja, tal como lo deseaba el oficialismo.

DIPUTADOS

El 9 de abril, la Cámara de Diputados aprobó el proyecto de Ley con 223 votos a favor, 5 en contra y 6 abstenciones. El Kirchnerismo obtuvo el apoyo de la mayoría de los bloques opositores como la  UCR, el Pro, el socialismo, el Frente Renovador y la Coalición Cívica, y obtuvo los votos necesarios para continuar. En contra solo votó el bloque Frente de Izquierda y de los Trabajadores,  se abstuvieron de votar Proyecto Sur, el GEN, Libres del Sur y Unidad Popular,