17  de marzo de 2015   

Denuncian estado de abandono en las obras del barrio de Chacarita

El Gobierno de la Ciudad destruyó la plaza "Voluntarios Héroes de la Reconquista" para construir un centro de transbordo, la obra está parada y los vecinos denuncian que el lugar está abandonado.

Algo que caracterizo al Gobierno de Mauricio Macri es la falta de planificación en varias obras y contrataciones en la Ciudad, se recuerda el Boulevard de la Av. Cabildo, destruido antes de su inauguración y hecho sabiendo que, desde el 2009 estaba aprobado el proyecto para agrandar las cocheras de la Línea D de Subterráneos. Un paso bajo nivel que algunas ambulancias no pasan, y hay una gran lista, pero continuemos con el hecho que hoy nos ocupa.

La plaza "Voluntarios Héroes de la Reconquista" que va desde la calle Guzmán al 800 hasta Corrientes al 6800, fue remodelada y puesta en valor por el Gobierno de la Ciudad en noviembre de  2011, con un costo total de 1.550.000 pesos. Esta obra hizo que el corazón del Barrio de Chacarita sea un lugar mucho más agradable para circular, se recuperó lugar que se encontraba en estado de abandono e intrusado por comercios ilegales.

En marzo del 2014, el gobierno porteño comenzó con la destrucción de la plaza empezó las obras para construir un centro de trasbordo. El proyecto oficial incluía la construcción de dársenas similares a las de Retiro y Constitución, con nuevos refugios para esperar los colectivos y hacer trasbordo con el ferrocarril Urquiza o con la Línea B de subterráneos.

Los vecinos declaran que “Para sorpresa de todos, en febrero de 2014 comenzó su demolición. Sin cartel de obra, con mínimas mediadas de seguridad y ningún tipo de información, los vecinos vieron horrorizados cómo el centro neurálgico de Chacarita y la Comuna 15 entraba en zona de demolición”, Donde antes había una plaza hoy funciona un estacionamiento precario y sin destino, casi abandonado.

Luis Cúneo, miembro de la Junta Comunal 15  aseguró: “Es una obra que en términos generales está bien pero que llega con muchos años de retraso. Y el gobierno violó el Código de Planeamiento Urbano. Esa plaza tenía una catalogación Urbanización Parque que la protegía. No es la primera vez que ocurre esto y siempre termina en el terreno judicial”.

Comuneros del FPV y vecinos presentaron un amparo judicial y la Dra. Lidia Lago títular del juzgado Nº 7 dictó una medida cautelar paralizando las obras. Esa medida venció los primeros días de marzo. Por ahora la jueza ha rechazado todas las presentaciones que hizo el gobierno porteño, pero la preocupación es que estas obras permanezcan por un largo período en estado de abandono.

Cúneo también aclaro “Nosotros le ofrecimos una salida al Gobierno de la Ciudad, que se recuperen los metros cuadrados de plaza demolidos por la misma cantidad de espacio verde. ¿Dónde? En las dos plazoletas siguientes. Una de ellas la utiliza la Policía Metropolitana para amontonar autos abandonados, siniestrados o judicializados y la segunda era una playa de estacionamiento comercial.”.

No existe ningún tipo de información sobre lo que lleva gastado el Gobierno de la Ciudad hasta el momento, El gobierno se excusa que fueron utilizando recursos de diferentes contratos, como pavimento, veredas, semáforos y no puede calcular el costo final. Luis Cúneo aseguró que “Todo fue muy oscuro y silencioso, a pesar de eso, hicimos la propuesta de M2 x M2 porque volver a atrás con las obras nos parecía demencial. Lamentablemente, ante el hecho consumado y el dineral gastado, nos encontrábamos en una disyuntiva y preferimos optar por una salida consensuada.”

Para dejar sin efecto el amparo, los miembros de la Comuna 15 le pidieron al Subsecretario de Tránsito y Transporte, Guillermo Dietrich, un compromiso público ante los vecinos y vecinas del barrio sobre la finalización de las obras y que estás incluyan la ampliación de los espacios verdes solicitados.

También el compromiso mutuo de trabajar en la Legislatura porteña un proyecto de ley de modificación del Código, lo que permitiría encausar definitivamente el problema. “No vamos a levantar el amparo hasta estar seguros que el compromiso de Dietrich de terminar las obras simultáneamente es serio y creíble”, finalizó Cúneo.