23  de enero de 2015   

108 familias que habitaban la villa 26 fueron reubicadas en los nuevos edificios de Barracas

La Corte Suprema lo había ordenado en el año 2008, de manera conjunta el Gobierno Nacional y el Gobierno de la Ciudad realizaron el traslado de las familias a sus nuevos hogares.

Las casas del viejo asentamiento ya fueron demolidas. 108 Familias en estado de precariedad que habitaban el predio a orillas del Riachuelo en la denominada villa 26 en Barracas, comenzaron a mudarse esta semana al nuevo edificio ubicado en Luzuriaga al 800, a muy pocas cuadras del viejo asentamiento.

Los nuevos edificios fueron construidos por el Instituto de Vivienda de la Ciudad (IVC), del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, las 125 unidades de los edificios, cuentan con cocina, estufa, luz, gas y agua potable.

Los habitantes pagaran al IVC un promedio de 600 pesos por mes de cuota del préstamo otorgado a 20 años. Se calcula que en el asentamiento vivían alrededor de 200 familias, las familias restantes serán reubicadas en el complejo San Antonio aún en construcción con comodidades similares a las del edificio de Luzuriaga.

Se encuentran opiniones dispares entre los habitantes de la villa, algunos están desconformes con el método de la mudanza ya que no tuvieron tiempo de retirar todas sus pertenencias, y otras muy ansiosas de poder establecerse en su nuevo hogar después de vivir 20 años en el asentamiento.

Una vez trasladados la totalidad de los habitantes del asentamiento, será demolido completamente para evitar nuevas ocupaciones y para permitir la construcción de un camino ribereño con áreas verdes.